martes 07.04.2020
En memoria

Bembibre recuerda mañana a Fermín López Costero con una lectura de sus cuentos y poemas

Las Tardes de Letras y MaxArte se centran esta semana en el autor cacabelense
Fermín López Costero.
Fermín López Costero.

Autor de un memorial sobre las piedras del Monasterio de Carracedo, uno de los mejores y más hondos poemarios sobre el Bierzo de los últimos años. Narrador fascinado por los faros y las sirenas, por el juego de sombras que proyecta la fantasía sobre la realidad. Ensayista. Divulgador. Y un escritor que prefería «fiarlo todo a la imaginación», o eso decía, para intentar que la realidad no le estropeara sus planes. Dos años después del fallecimiento de Fermín López Costero, será en Bembibre donde mañana miércoles 12 a las 20.00 horas vuelvan a escucharse sus poemas, sus cuentos y sus microrrelatos en las Tardes de Letras y MaxArte que acoge el local Max Bar. Los organizadores de las tardes literarias llevan varios días animando a los lectores a participar en el acto enviando a través de las redes sociales los textos del escritor cacabelense que quieran compartir en la sesión.

«Autor de varios libros de huella imborrable, su literatura está concebida a partir de la imaginación», explican los responsables de las Tardes de Letras y MaxArte en sus redes. Se refieren, claro, a libros de narrativa como La soledad del farero y otras historias fulgurantes, o Teatro de Sombras, que en 2017 fue finalista del Premio Setenil al mejor libro de cuentos editado en España. Pero también a poemarios como La fatalidad, o La costumbre de ser lluvia, que junto a Memorial de las Piedras, premio Joaquín Benito de Lucas de Poesía en 2009 le relevaron como un enorme poeta.

Y en eso también se parecía López Costero a su maestro y amigo Antonio Pereira, del que en 2006 publicó su primer Catálogo Bibliográfico. Como el autor de Meteoros, Fermín López Costero se elevaba «sobre el filo homicida de las cordilleras», decía en otro de sus poemas titulado Alas. El cacabelense pensaba en sus últimos años que sus alas ya estaban desnutridas y no podían llevarle a ninguna parte. Mañana jueves en Bembibre ese plumaje del que hablaba el autor en sus poemas volverá a ser espléndido.

Bembibre recuerda mañana a Fermín López Costero con una lectura de sus cuentos y poemas