jueves. 07.07.2022

Cacabelos depura ya sus aguas

El colector del río Cúa entra en servicio para 5.300 residentes y eleva a 79.000 los conectados a la Edar de Villadepalos. Ahora sólo falta la zona de Villafranca.
Momento en el que el presidente de la Mancomunidad de la Edar, Fierro, firma el protocolo con el alcalde de Cacabelos, Canedo.

Los 5.300 vecinos de Cacabelos y de la zona de Quilós vierten desde ayer sus aguas fecales a la estación depuradora de aguas residuales de Villadepalos (Carracedelo). El alcalde de la villa del Cúa, el popular Adolfo Canedo, y el presidente de la Mancomunidad de las Aguas Residuales del Bierzo Bajo, Juan Elicio Fierro, formalizaban el acuerdo, que en la práctica vendrá a suponer una mayor limpieza de las aguas del cauce fluvial aguas abajo de Cacabelos y favoreciendo la vida piscícola y su vegetación.

Con la incorporación del colector del río Cúa, la Edar de Villadepalos ya limpia las aguas sucias de 79.484 residentes de la llanura central de la comarca, contando los que vierten al colector del río Sil desde Ponferrada y Carracedelo, y también el colector del arroyo de Los Barredos, con Cubillos del Sil, pueblos de la zona noroeste de Ponferrada y Camponaraya.

Juan Elicio Fierro destacó en el acto de ayer que se trataba de «un paso más» para la incorporación a la depuradora central de todos los núcleos de población del Bierzo Bajo. Aseguró que, a parte de pequeñas localidades que se incorporarán en breve a los colectores puestos en funcionamiento, ahora ya sólo resta que se finalicen las obras que la Confederación Hidrográfica Miño-Sil está haciendo en el colector de Villafranca para que esta zona también entregue sus aguas sucias para tratarlas y devolverlas finalmente al cauce del Sil.

El alcalde de Cacabelos manifestó que la pasada jornada fue «importante desde el punto de vista medio ambiental» para su municipio y para todo el Bierzo. Dijo que, en efecto se habían producido ciertos retrasos en la incorporación a la Edar, pero destacó que lo importante es que desde este momento «el río Cúa pasa a ser un río mucho más limpio».

Faltan tres pueblos

Con todo, Adolfo Canedo destacó que no se dan por satisfechos, dado que en su ayuntamiento faltan por incorporarse a la Edar los pueblos de Arborbuena, Villabuena y Pieros. Cuando eso suceda, toda esta zona del Bierzo tendrá solucionado el problema de este tipo de vertidos.

Las obras del colector de Villafranca siguen avanzando y los planes de la Confederación indican que el plazo de ejecución de las instalaciones estarían entorno a los seis meses. Es decir, a comienzos del próximo 2013 podrían incorporarse los vertidos de aguas sucias de la zona de Villafranca, Corullón y Toral de los Vados.

Cuando entre en activo el colector de Villafranca la depuradora atenderá a 86.284 habitantes, aunque sus instalaciones están diseñadas y pensadas para tratar las aguas residuales de 132.000 personas. Precisamente el colector del Burbia, con 12 kilómetros de distancia es el segundo más largo después del de Ponferrada, con 15 kilómetros. El que entró ayer en servicio, el de Cacabelos con el río Cúa, mide 9 kilómetros, mientras que el del arroyo de Los Barredos es de 7,5. El volumen tratado el año pasado se acercó a los 21 millones de metros cúbicos.

Cacabelos depura ya sus aguas