miércoles 21/10/20
Valentín Carrera | escritor

Una cadena humana clama contra el plan que permitiría coincinerar en Cosmos

Más de quinientas personas rodean la sede de la Junta como rechazo al plan de residuos .
La cadena humana convocada para reclamar la modificación del plan de residuos consiguió dar la vuelta al edificio donde está ubicada la sede de la Junta en Ponferrada.

La decisión sigue estando en manos de la consejería de Medio Ambiente, pero el Bierzo dejó claro ayer que no está dispuesto a dar su brazo a torcer en lo referente a la aprobación del Plan Integral de Residuos.

«Si seguimos contando con el apoyo de la ciudadanía del Bierzo como hasta ahora la hemos tenido, estamos seguros que la Junta no va a llevar adelante el plan». Así de optimista se mostraba el presidente del colectivo Bierzo Aire Limpio, Luis Fernández, convocante de la acción de protesta que consiguió reunir en Ponferrada a más de 500 personas, para conseguir la modificación del Plan Integral de Residuos que tiene previsto aprobar el gobierno regional y que, en la práctica, se traduciría en la incineración en la cementera de Cosmos de residuos como pequeños componentes de automóviles o RSU.

Con la satisfacción de haber logrado cumplir con el objetivo de realizar una cadena humana en torno al edificio donde tiene su sede la administración regional en la capital del Bierzo, Fernández no vaciló al asegurar que «primero, esto es sólo un mensaje para el consejero Silván para que nos conteste a las alegaciones, y luego, esta concentración supone volver a organizar a la personas concienciadas con esta problemática, pero no nos vamos a parar aquí. Y si es necesario hacer una nueva gran movilización, la vamos a hacer», apuntó Fernández.

Precisamente las alusiones al consejero de Medio Ambiente de la Junta fueron una constante a lo largo de toda la acción de protesta. Entre los participantes en esta movilización estaban presentes representantes de los sectores agroalimientario y turístico del Bierzo, dos de los sectores «que en estos momentos son las locomotoras económicas de nuestra región, y a las que la incineración les sentaría fatal».

No faltaron alusiones a los perjuicios que esta coincineración de residuos provocaría a la salud de los habitantes de la comarca. «Queremos que nos conozcan en España por nuestros productos, por nuestros patrimonios de la Humanidad, por ser Reserva de la Biosfera, pero no por ser una de las zonas que más cánceres tienen de todo el país».

Asimismo, la acción sirvió para reclamar una verdadera política de reciclaje frente a la incineración de residuos.

Una cadena humana clama contra el plan que permitiría coincinerar en Cosmos
Comentarios