sábado 24/7/21

Caída a la Tierra a una velocidad de entre 11 y 73 kilómetros por segundo

Se denomina bólido o bola de fuego a las estrellas fugaces más luminosas, aquellas que igualan o superan el planeta Venus (magnitud de brillo -4 o inferior). Estos fenómenos son producidos cuando una roca de origen interplanetario penetra en la atmósfera terrestre a velocidades comprendidas entre 11 y 73 kilómetros por segundo y suelen ser rocas desprendidas de asteroides, cometas o, más raramente, de la Luna o Marte.

Así se explican en la Red de Investigación sobre Bólidos y Meteoritos, donde estudian estos fenómenos, muy importantes para el estudio de Sistema Solar. En su página web, ofrecen toda la información de la que se dispone sobre los bólidos más luminosos registrados en España en los últimos años, en concreto desde que se comenzaron a registrar sistemáticamente en 1999. Todos los bólidos cuya magnitud de brillo haya sido inferior a -7 (esto es 16 veces superior a la luminosidad del planeta Venus).

Bólidos de magnitud -12 poseerían la luminosidad de la Luna llena y ya se encontrarían en el límite de generar meteoritos que, normalmente, suelen ser decenas o cientos de veces más luminosos.

En el listado anual también se da una explicación científica a los bólidos dado que en el apartado «origen» se indica si su procedencia está asociada a algún enjambre meteórico o si, por contra, es «esporádico» (no asociado a un enjambre o que ha perdido su parentesco orbital con su cuerpo progenitor). «Constantemente rocas cuyo tamaño va desde centímetros hasta pocos metros de diámetro llegan a la Tierra desde el Cinturón principal de asteroides como consecuencia de perturbaciones gravitatorias con los planetas», explican en la web de la Red.

Caída a la Tierra a una velocidad de entre 11 y 73 kilómetros por segundo
Comentarios