sábado 8/8/20

Camino de Invierno y Humanidad

La candidatura de la Ribera Sacra a Patrimonio de la Unesco supera el último corte y abre la posibilidad de crear un eje turístico con Las Médulas por esa ruta Carucedo apuesta por su promoción y pide inversiones en el paraje berciano
DL30P25F1-18-16-36-6.jpg
DL30P25F1-18-16-36-6.jpg

La más que probable declaración de la gallega Ribera Sacra como Patrimonio de la Humanidad puede convertir al Camino de Invierno, que parte de Ponferrada y pasa cerca de Las Médulas, en un eje turístico de primer orden a medio plazo, al contar con dos parajes con el sello de la Unesco en apenas 100 kilómetros de distancia.

La Unesco notificó el pasado 27 de marzo a la Xunta que la candidatura de la Ribeira Sacra está entre las 24 propuestas de inscripción elegidas para ser presentadas y sometidas a estudio y debate en la 45ª sesión del Comité del Patrimonio Mundial, que se celebrará en una sede aún por determinar durante 2021, cuando se supere la crisis del coronavirus.

El Camino de Invierno, que en Galicia ya es Bien de Interés Cultura (BIC), supone una alternativa al Francés y cuenta con una fuerte promoción en la comunidad vecina de la que se aprovecha el Bierzo, y sobre todo, Ponferrada y la zona de Las Médulas.

Que puede ser algo positivo para el Bierzo lo cree el alcalde de Carucedo, Alfonso Fernández, que pide que, en primer lugar, se desarrolle el nuevo plan que tiene en marcha la Junta para el paraje berciano tras la visita de los nuevos responsables de la Consejería de Cultura, lo que no es óbice, en su opinión, para apostar también por un gran eje Patrimonio de la Humanidad en zonas geográficamente cercanas en los próximos años. «Esperemos que los pasos dados por la Junta sean para bien. Ahí estamos todos implicados», insiste.

En el caso de la Ribeira Sacra, la candidatura se basa en que es un testigo excepcional de la cristianización del Occidente de Europa, más allá de su paisaje y sus viñedos. «En este territorio se desarrolló un movimiento ascético de eremitas y anacoretas que ocuparon los valles del Sil y del Miño, que con el tiempo fue sustituido por una fecunda implantación monacal que llega hasta nuestros días. Precisamente, esta espiritualidad juega un papel muy importante en la candidatura», destacó la Consejería de Cultura de la Xunta la pasada semana al dar cuenta de que la candidatura había pasado el último filtro. Algo que puede ayudar también al Bierzo a medio plazo con la promoción de la Tebaida.

El Camino de Invierno es una entrada natural a Galicia y se cree que ya fue usado por los romanos como alternativa en época invernal a la dura subida a las cumbres nevadas de O Cebreiro, en el paso desde Villafranca y Vega de Valcarce a Galicia.

Las Médulas reciben todos los años más de 200.000 visitantes y son ya un reclamo no sólo para hoteles y casas rurales del Bierzo sino también para establecimientos de zonas limítrofes como Valdeorras, explica el alcalde de Carucedo, que insiste en que la Junta y el resto de administraciones implicadas deben dar un paso definitivo para hacer de Las Médulas el gran timón turístico del Bierzo, lo que implicará también mayor riqueza para la zona que ha sabido conservar los restos romanos durante siglos. En esa apuesta están también el resto de ayuntamientos y el Consejo Comarcal.

A la Ribera Sacra se podría unir, a la hora de la promoción la zona portuguesa de Tresminas, cuyos responsables ya visitaron Las Médulas hace unos años. Hasta se planteó entonces hacer un proyecto conjunto de distintas explotaciones de oro.

Camino de Invierno y Humanidad