viernes 27/11/20
PULSO A LA JUSTICIA

Catisa insiste en su desafío y continúa explotando la cantera de Las Médulas

Este lunes volvieron a cargar camiones con áridos con destino a Galicia.

Ni las órdenes judiciales decretando la paralización de la actividad, ni el anuncio de la apertura de expedientes sancionadores por infracción de carácter muy grave en materia de impacto ambiental anunciados por la Junta de Castilla y León. La empresa Canteras Industriales del Bierzo (Catisa) continúa con su pulso a la Justicia y a la administración competente en materia de Medio Ambiente, y mantiene su actividad en la cantera de la Peña del Rego, situada en el municipio de Carucedo, en el entorno del paraje de Las Médulas, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Si el pasado viernes eran dos palas retroexcavadoras las que se encargaban de realizar trabajos de apilamiento de áridos, en el día de ayer la ‘playa’ de carga era tomada, una vez más, por una flota de camiones para aprovisionarse de los áridos y realizar su porte con destino a la Comunidad de Galicia.

Durante toda la mañana de este lunes, se repitió el proceso de carga que ha motivado la apertura de expedientes sancionadores y denuncias de los ecologistas contra la empresa Catisa. Las palas retroexcavadoras cargaban las cajas de los camiones, que tras recibir el visto bueno y tapar la carga con las lonas habituales, enfilaban la salida de la explotación por la carretera del Lago de Carucedo para enlazar con la N-120. Desde ahí, el convoy de camiones tomó esta comunicación en dirección a Galicia. Todo apunta a que el destino del material cargado, igual que sucedió el pasado mes de marzo (tal y como recogió el Diario de León en un reportaje periodístico publicado el día 8 de ese mismo mes), volvería a ser la localidad gallega de A Gudiña, donde se están ejecutando las obras de la línea noroeste del AVE.

Las desobediencias reiteradas protagonizadas por Canteras Industriales del Bierzo ya fueron calificadas en su día por los responsables del colectivo Ecologistas en Acción como «burla al Estado de derecho».

Un colectivo que decidió presentar en los juzgados ponferradinos denuncia contra Catisa por un presunto delito de desobediencia. Una denuncia que se completaba con otra registrada por un presunto delito ecológico, por continuar explotando la cantera de Carucedo —situada en la zona arqueológica de Las Médulas— pese a las órdenes de paralización dictadas por el Tribunal Superior de Justicia, el gobierno autonómico y el propio ayuntamiento de Carucedo.

Órdenes que se sustentan en sendos fallos judiciales en firme —uno de la sala de lo Contencioso Administrativo número 2 de León, y otro, la ratificación de la misma por el TSJ— por carecer la empresa Catisa de las pertinentes licencias ambientales y urbanísticas para desarrollar esta actividad.

Junto a Ecologistas en Acción, el colectivo Ecobierzo decidió aportar ante la Fiscalía de Área de Ponferrada toda la documentación en la que se demuestra que Catisa no ha cesado en su actividad en ningún momento, pese a los fallos judiciales que así se lo requerían. Una denuncia que el fiscal jefe decidió admitir a trámite.

Sin embargo, ésta no es la única acción judicial emprendida desde la Fiscalía de Ponferrada contra la empresa o sus propietarios. En concreto, la Fiscalía ha pedido la apertura de juicio oral en la Audiencia Provincial contra el dueño de la empresa, José Luis Martínez Parra —también contra el regidor socialista de Carucedo, Clemades Rodríguez— acusados de un presunto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente y prevaricación ambiental, respectivamente, por los que solicita seis y tres años de cárcel.

Catisa insiste en su desafío y continúa explotando la cantera de Las Médulas
Comentarios