viernes. 03.02.2023

El Cel y la Fele claman por el crédito para frenar más cierres de empresas

Las patronales reaccionan reivindicativas tras el cierre del centro logístico de Eroski.
El cierre de estas instalaciones de distribución de alimentos en Ponferrada ahonda la inquietud social en la comarca.

El inesperado anuncio de cierre de la plataforma de distribución de alimentos que Eroski tiene en Dehesas, dejando a sus 153 trabajadores con la posibilidad de trasladarse a Galicia o al País Vasco si no quieren engrosar la lista del paro, hizo ayer reaccionar a las dos patronales que operan en el Bierzo. Tanto el presidente del Círculo Empresarial Leonés para el Bierzo, Abel Ángel Macías, como su homólogo comarcal en la Federación Leonesa de Empresarios, Javier Morán, coincidieron en que esta sangría de pérdida de empleo y cierre de empresas no cesará hasta que vuelva a fluir el crédito bancario. Los dos consideran que, debido al carácter emprendedor del Bierzo, que ha apostado por crear más y nuevas empresas, es por lo que ahora se está viendo más afectado y aquejado por la crisis, en una zona en donde no tiene tanto peso el trabajo funcionarial, como ocurre en capitales de provincia.

Desde la Fele, Javier Morán, considera que es muy complicado o prácticamente imposible actuar ante los vascos de Eroski para que recapaciten y no trasladen desde Dehesas (Ponferrada) a Galicia todo el operativo logístico de transporte de alimentos. «Estas decisiones no se hacen de la noche a la mañana, está en el plan de toda empresa en reducir costes o gastos fijos y conseguir mayor operatividad y productividad», advierte Morán, quien añade que, con todo, es necesario una reacción social.

Mantener lo que hay

«No podemos seguir así, y pedimos apoyos ya no sólo para crear riqueza, empleo y empresas, sino para mantener lo que hay, porque la situación está acabando con todo», reflexiona el primer empresario de la Fele en Bierzo, incluso con un sector que hasta ahora había aguantado los problemas, como es el de la agroalimentación y todo lo que le rodea.

Para Morán la única forma de mantener lo que hay es que vuelva a fluir el crédito, el dinero circulante. «Las empresas están sufriendo lo indecible, no tienen liquidez, no hay dinero y el ahogamiento es total», abunda.

Por eso, con palabras similares a las de Morán, el presidente del Cel en el Bierzo, Abel Ángel Macías, coincide con la Fele en que la Administración central y autonómica deben «forzar» en la medida de sus posibilidades a las entidades bancarias para que concedan préstamos y así las empresas puedan seguir funcionando. Incluso zanjar ya el problema que para algunas empresas les plantea la misma Administración pública, que no ha pagado sus deudas.

«El apoyo a las empresas no existe por ninguna parte; se está salvando el culo a los grandes y pequeños bancos y a los demás no nos hacen ni caso, ni al carbón, ni a ningún sector económico clave para el Bierzo», reseña Javier Morán. En su valoración le refrenda Abel Ángel Macías: «A los bancos se les ha arreglado todo y a las empresas las tienen crucificadas; la sangría del cierre y pérdida de empleo va a seguir». Dice Macías que España debe aprender de los americanos, en donde miman a la empresa. «Parece que la desgracia del Bierzo es que existan empresarios emprendedores que han arriesgado y como hemos invertido más y creado nuevas industrias, ahora lo pagamos mucho más caro y cada día que pasa vamos más allá de la línea roja», advierte.

El Cel y la Fele claman por el crédito para frenar más cierres de empresas
Comentarios