sábado 22/1/22
Reclamo

Comerciantes y hosteleros piden reabrir el ocio nocturno para evitar botellones

Templarium denuncia que se celebran fiestas «en naves» fuera del control de la pandemia
Raimundo Martin y Felipe Álvarez intervinieron en la rueda de prensa. ANA F. BARREDO

Comerciantes de la asociación Templarium y hosteleros de Ponferrada coincidieron ayer en reclamar a la Junta de Castilla y León que permita reabrir el ocio nocturno en la ciudad en sus horarios habituales para evitar la proliferación de macrobotellones sin control como el que el pasado fin de semana tuvo lugar en las inmediaciones del pantano de Bárcena. El portavoz de Templarium, Felipe Álvarez, aprovechó una rueda de prensa convocada para presentar la Feria de Rebajas y advirtió de que más allá de los botellones al aire libre, se están celebrando fiestas sin medidas de seguridad contra la pandemia en el interior de naves industriales. Álvarez no concretó en que instalaciones tendrían lugar.

Álvarez, y en representación de los hosteleros Raimundo Martín, insistieron en que los jóvenes y no tan jóvenes que participan en los botellones están más controlados en el interior de locales que aplican «las restricciones necesarias y los protocolos de seguridad», y lamentó que la Junta de Castilla y León «esté haciendo las cosas al revés» cuando limita la actividad de la hostelería y no apuesta por la concesión de ayudas directas al sector para paliar el parón provocado por los confinamientos y la caída de actividad durante las restricciones de aforo y horarios. La restricción del ocio nocturno por parte de la Junta, recalcó «es una medida mal tomada». Y añadió que «si la restauración y la hostelería cierran a la una y media (de la madrugada), se preparan fiestas privadas sin medida de seguridad ni control».

Felipe Álvarez

«Si la hostelería cierra a la una y media de la madrugada, se preparan fiestas privadas»

En la misma línea se expresó en una nota el portavoz de la Asociación de Hostelería del Bierzo, David Belzuz. «La continuidad de las medidas restrictivas que propone el señor Igea», aseguró, «no es más que la confirmación de que nos hemos convertido en una panda de hipócritas que damos por bueno cualquier cosa sin cuestionarnos nada». Beluz entiende que no permitir la reapertura del ocio nocturno o las barras de los bares «es lo mismo que burlarse de nostros en nuestra propia cara». Y puso como ejemplo de esa hipocresía lo que ocurre «en las playas de todas las comunidades costeras de este país». «Pero preferimos ensañarnos con un grupo de jóvenes que hacen botellón en un descampado porque no tienen otros sitio a donde ir», se lamentó. «El problema no es la hostelería, ni los jóvenes, el problema son nuestros políticos», aseguró una vez más.

Más allá del ocio nocturno, la hostelería está viviendo un mes de agosto muy bueno también en Ponferrada, tanto en restaurantes como en negocios hoteleros, según reconoció Martín, «con todo lleno».

Comerciantes y hosteleros piden reabrir el ocio nocturno para evitar botellones
Comentarios