domingo. 03.07.2022

Las imágenes superiores muestran la compleja operación de desmontaje de la estructura principal y del calderín del Grupo 2 de Compostilla, en Cubillos del Sil. Endesa adjudicó a la empresa Recifemetal el desmantelamiento de la central térmica berciana en un plan de trabajo que está diseñado para compatibilizar los trabajos de demolición con actuaciones de desarrollo de futuros proyectos. «Endesa ha implicado a todas las áreas de la compañía para llevar a cabo un desmantelamiento que no solo técnicamente sea ejemplar, sino que sea sostenible y con principios de economía circular y lo estamos consiguiendo», ha señalado Miguel Temboury, director general de Endesa Noroeste, quien ha puesto en valor «la participación de mano de obra local cualificada gracias a los cursos de formación impartidos. Endesa no se va de las ubicaciones de sus centrales históricas, nos quedamos con nueva tecnología y nuevos proyectos para ser parte también del futuro». Para que la cualificación profesional no fuese un obstáculo en la búsqueda de oportunidades laborales por parte de los residentes en la comarca, Endesa se ocupó de organizar cuatro cursos de formación en desmantelamiento de centrales térmicas, por los que pasaron doscientos alumnos. En la actividad docente, la compañía contó con la colaboración de las fundaciones Ciuden (Ministerio de Transición Ecológica) y Santa Bárbara (Junta de Castilla y León). La gestión de la demolición está siendo llevada a cabo por un equipo de alta cualificación, «que es lo que requiere un cometido tan complejo como el que se realiza en Cubillos del Sil», remarcan desde la eléctrica. Los trabajos siguen un minucioso plano, en el que nada queda a la improvisación, con el objetivo de mantener un alto estándar de seguridad para el elevado número de personal implicado. Recientemente, Endesa, PreZero España y Reciclalia Composite alcanzaron un acuerdo para poner en marcha la primera planta de reciclaje de palas eólicas de la Península Ibérica, con el apoyo de GE Renewable Energy y su filial LM Wind Power. Su ubicación será Cubillos del Sil y forma parte del Plan Futur-e de Endesa, para el complejo industrial de Compostilla en el que recientemente el Ministerio de Transición Ecológica y la Junta aprobaron siete proyectos para crear valoren las comunidades en las que se está llevando a cabo el proceso de descarbonización. Ese consorcio empresarial en el que participa la eléctrica invertirá 8,5 millones de euros en el primer proyecto y se empezará a construir el próximo año. En 2024 empleará a 30 trabajadores, según las previsiones de Endesa.

Un complejo proceso con personal especializado y grandes grúas
Comentarios