lunes. 27.06.2022

El director general de Endesa Noroeste, Miguel Temboury, aseguró ayer que los plazos del desmantelamiento de la central de Compostilla continúan sin contratiempo y concluirán en 2025. Temboury recordó que hay dos fases: la del grupo 1 y 2, que finalizará en julio; y la de los grupos 3, 4 y 5, donde hay un compromiso que asegura que se cumplirá «que el 80% de la mano de obra sea población local».

Los trabajos se prolongarán hasta 2024 o 2025, abundó. Mientras, asegura Temboury, que se siguen procesando los siete proyectos seleccionados en septiembre de 2021 entre los 31 presentados en total al Plan Futur-E, para dar una nueva vida a las instalaciones de Cubillos del Sil que se desmantelan. «Están relacionados con temas energéticos y la economía circular. Estamos en coordinación con el Ayuntamiento de Cubillos estudiando la posibilidad de incorporar alguno en sus parcelas disponibles. En total podrían generar hasta 160 puestos de trabajo. Son proyectos de menor tamaño que la central, pero suponen entrar en actividades con mucho futuro», asegura el director.

Entre los proyectos está el de reciclaje de baterías de vehículos eléctricos, el de palas de generadores, el de generación de hidrógeno renovable y el de almacenamiento energético.

Mientras el desmantelamiento sigue y, pese a que se ha pedido que las chimeneas se mantengan como miradores o como símbolo de lo que ha sido Endesa en el Bierzo, también serán historia. Desaparecerán en 2023.

La selección de proyectos se ha realizado por medio de un concurso internacional para promover la implantación en el Bierzo de empresas que mitiguen el fin de la actividad de generación térmica, en cumplimiento con los objetivos marcados por Bruselas.

Compostilla cumple los plazos para desmantelar la central, según Endesa
Comentarios