miércoles. 30.11.2022

En el dictamen del TSJ, que ratifica la anterior sentencia, se indica que el hombre también deberá responder a la pena de libertad vigilada durante un plazo de 5 años, así como la inhabilitación especial para cualquier profesión u oficio, sea o no retribuido que conlleve contacto directo y regular con menores de edad durante un plazo de 15 años.

30.000 € de indemnización

Impone igualmente una indemnización a favor de la víctima en la cantidad de 30.000 euros por los daños morales causados a la misma, debiendo ser de aplicación sobre esas cantidades los intereses. «También condenamos al padrastro al abono de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular», se indica.

Contra esta sentencia, el hombre presentó recurso,que ahora fue rechazado por el TSJ. Aún así, el asunto es recurrible en casación.

El condenado deberá cumplir también 5 años de libertad vigilada