lunes 18/1/21

Confederación modifica las defensas del río para complacer a Flores del Sil

El proyecto incluirá huecos regulados con compuertas para evitar el «efecto muro».

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil anunció ayer la modificación del proyecto original de las defensas que protegerán de posibles avenidas las riberas urbanas del Sil en Ponferrada entre el barrio de Flores y la localidad de Toral de Merayo. El organismo hidráulico, dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, atiende de este modo las alegaciones presentadas desde el vecindario de una de las zonas más populosas de la capital berciana.

El proyecto para la contención de las crecidas está dotado ya con 2,8 millones de euros. La Confederación ha estimado parcialmente la alegación presentada por los vecinos de la zona durante el periodo de información pública que se abrió hace ya más de dos meses, justo antes de la moción de censura que cambió el gobierno municipal. En concreto el diseño estuvo expuesto al público entre el 27 de febrero y el 21 de marzo pasados.

«Después analizar las alegaciones recibidas, la CHMS ha estimado parcialmente la presentada por los vecinos de la zona, considerando y valorando también las explicaciones facilitadas por los vecinos en la reunión que mantuvieron con el presidente de la Confederación Hidrográfica, Francisco Marín, el pasado 5 de abril», confirmaron ayer fuentes oficiales de la Miño-Sil.

La principal variación constructiva en una obra cuyo periodo de ejecución es de 18 meses es la inclusión de otros dos nuevos huecos de 6 metros, controlados con compuertas, con el objetivo de que dichos ajustes contribuyan a la minimización del «efecto barrera», denostado por los residentes y propietarios de fincas en Flores. Y por consiguiente, a mejorar la accesibilidad y la permeabilidad de los muros proyectados, facilitando así el acceso a las zonas deportivas y a los espacios de uso lúdico del barrio.

El objetivo principal del proyecto es la definición de las obras necesarias para la protección de la zona urbana de la localidad de Ponferrada ante las avenidas del río Sil, en el tramo de este cauce comprendido entre la confluencia del río Boeza y la carretera de acceso al núcleo de Toral de Merayo. Abarca un tramo de cauce de 3.316 metros de longitud, en la margen derecha del río. Como elemento de protección del núcleo urbano frente a la avenida de 500 años, la propuesta general es la de un gran dique longitudinal cuyo trazado sigue sensiblemente la línea que delimita el suelo urbano en el PGOU del municipio.

En el estudio de inundabilidad, tras comprobarse que las estructuras del vial de conexión de Ponferrada con Toral de Merayo no disponen de capacidad suficiente para la avenida de diseño, en el proyecto se prevé la demolición del actual puente sobre el Sil y la reconstrucción de la obra del paso sobre el cauce principal así como la adecuación de los tramos de carretera contiguos a la estructura, para acordar su rasante con la nueva obra de paso.

Confederación modifica las defensas del río para complacer a Flores del Sil
Comentarios