domingo 20.10.2019

Críticas por el corte durante seis días del puente García Ojeda

Críticas por el corte durante  seis días del puente García Ojeda

C. F. C. | PONFERRADA


El corte al tráfico del puente García Ojeda y un tramo de la avenida del Castillo durante los seis días de las Fiestas de la Encina generó ayer malestar entre conductores y vecinos del barrio de San Andrés, que tienen que acceder a sus viviendas desde el Crucero y la calle Guido de Garda, y una nota de protesta del portavoz del Partido Regionalista del Bierzo, Tarsicio Carballo.


El edil bercianista considera la medida «un error muy grande» porque se trata de «una artería principal» de la ciudad que está saturando la circulación en los otros puentes. «En vez de abarrotar la parta alta de casetas y actividades, se tienen que repartir con el resto de barrios de la ciudad, sobre todo en La Puebla, que en los días de La Encina está totalmente muerta», se quejó Carballo.


El concejal del área, José Antonio Cartón, pidió disculpas a los ciudadanos por las molestias, pero insistió en que la ampliación del Mercado Medieval al tramo de la avenida de Castillo entre las calles Guido de Garda y la avenida del Sil obedece a la necesidad de garantizar la seguridad de todos aquellos que se acerquen a los puestos. «Hemos pasado de 50 puestos el año pasado a 163 este año y este concejal prefiere que le critiquen por tener cortadas dos calles durante las fiestas que no lamentar un hecho fatal», explicó ayer a este periódico. Cartón recalcó que la prioridad ha sido ofrecer espacio a los visitantes del mercado y evitar que se produzcan aglomeraciones de masas que pudieran resultar peligrosas y que irían en contra de la normativa de seguridad. El Ayuntamiento tiene habilitado un carril de emergencias.

Críticas por el corte durante seis días del puente García Ojeda