domingo. 14.08.2022
Medio ambiente

La cuenca Fabero-Sil recibe 6M€ más para restauración ambiental

Se actuará en la escombrera que enturbia el Cúa en Fabero y en la Gran Corta que toca a Páramo
                      Terreno degradado por la actividad minera en el que se intervendrá en Fabero. L. DE LA MATA
Terreno degradado por la actividad minera en el que se intervendrá en Fabero. L. DE LA MATA

El Gobierno de España repartirá 6,3 millones de euros más en la cuenca Fabero-Sil para la restauración ambiental de espacios degradados por la actividad minera del carbón. Escombreras localizadas en los términos municipales de Fabero y Páramo del Sil en cuya reparación se invertirán fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) que recibieron el visto bueno del Consejo de Ministros a finales del pasado mes. El paquete completo de actuaciones aprobadas en todas las comunidades autónomas ronda los 90 millones de euros para la intervención en hasta 89 emplazamientos. Para Castilla y León son más de 17 millones para 13 actuaciones en León y Palencia. Las seis de la provincia leonesa están en el Bierzo y suman algo más de 122 hectáreas. En todos los casos, los proyectos están ya redactados, según han informado fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Tragsa se encargará de la ejecución de unos trabajos de restauración que, en el caso de Fabero, se centrarán en las escombreras de carbón localizadas en el paraje del Matón, en el entorno del pozo Alicia y la mina Negrín. Son casi 58 hectáreas junto al río Cúa en las que se invertirán cerca de 4,4 millones de euros. Con ello, se dará solución al grave problema de vertidos al río que se produce cada vez que llueve o hay desprendimientos. «Son las escombreras del Grupo Río, una de Negrín y la otra de Combustibles de Fabero. Cada vez que llueve, el agua del Cúa se tiñe de negro provocando serios problemas de agua y hasta la playa fluvial de Vega de Espinareda se resiente», explicó la alcaldesa, María Paz Martínez.

El Ayuntamiento de Fabero ha tenido que comprar algunas parcelas a los administraciones concursales de estos terrenos degradados para poder llevar a cabo la actuación. «Compramos un paquete ubicado en el Grupo Río. Son un decena de fincas, por decirlo de alguna manera y porque así vienen recogidas en el catastro; porque lo que hay ahí es carbón y balsas», relató la regidora, satisfecha porque se vaya a recuperar otro espacio degradado dentro de su municipio. Esta inversión de más de cuatro millones de euros se suma a los más de 38 millones ya aprobados para la restauración ambiental de la Gran Corta, que «empezará en breve», afirmó Martínez.

«Con todo, resolvemos gran parte de las escombreras. Quedarían algunas intervenciones puntuales, pero las más problemáticas se solucionan», celebró la alcaldesa, que aprovechó la coyuntura para emplazar a los concursales del Pozo Alicia a que den solución también a la gran montaña de carbón que todavía permanece en las instalaciones mineras, a la entrada de Fabero. «Trae problemas, sobre todo cuando hace aire y el carbón baja hacia el pueblo. Además, puede entrar en combustión», denunció.

Algo más de 1,9 millones de euros de los más de seis que los fondos Next Generation dejarán en el Bierzo, en una nueva remesa de actuaciones en escombreras, son para Páramo del Sil. En este caso es la Gran Corta, pero parte de la superficie que quedó fuera del proyecto de los 38 millones de euros. Se trata de terreno degradado perteneciente a las localidades de Sorbeda y Argayo de Sil, casi 65 hectáreas en el límite entre los municipios de Páramo y Fabero en las que también intervendrá Tragsa. Ni en este caso ni en el de Fabero se conoce todavía la fecha de inicio de los trabajos, que depende ya de la Junta de Castilla y León; pero sí el plazo de ejecución, que será de entre 18 y 20 meses dependiendo de la intervención.

La cuenca Fabero-Sil recibe 6M€ más para restauración ambiental
Comentarios