viernes. 30.09.2022
Patrimonio

Lo que cuesta salir de la lista roja

El Ayuntamiento reclama que la iglesia de Manzanedo no esté en Hispania Nostra por su voluntad de ponerla en valor
A97I2250_12510985_13160339_med
Imagen de la iglesia de Manzaneda. DL

La iglesia de Manzanedo de Valdueza se ve antes de llegar al pueblo por la carretera del Morredero. Está incrustada en un soto de castaños, algo alejada de las casas. Su campanario luce en lo más alto como un grito de lucha por mantenerse en pie en medio de la Tebaida, la zona más enigmática del Bierzo.

El templo es uno de los cinco enclaves de la comarca incluidos en la lista roja de Hispania Nostra, una entidad dedicada a denunciar el patrimonio en riesgo de desaparición. «En total abandono. Cabecera derrumbada en parte; las ménsulas y vigas de la techumbre casi vencidas por la humedad; los retablos, desvalijados; las imágenes, incluida la titular, robadas o desaparecidas; las losas del suelo, levantadas y removidas. El elemento más notable, la portada, se encuentra en grave peligro bajo un pórtico ruinoso, apuntalado de emergencia por los voluntarios de Promonumenta», dice la desoladora ficha en Hispania Nostra. La razón de su inclusión, se dice también, es su deterioro progresivo, los hundimientos y los expolios. Y se añade que, en 2014, el Ayuntamiento de Ponferrada solicitó al Obispado de Astorga «la cesión del monumento», en tiempos de Santiago Macías de concejal.

Ni una palabra del informe que el Ayuntamiento de Ponferrada envió de los trabajos desarrollados en los últimos años por la Concejalía de Medio Rural; en total casi 5.000 euros. Obras que consistieron, según consta en la documentación, en el desbroce del entorno para evitar que la maleza se adueñara del terreno, la retirada de material para evitar que se venga abajo, el apuntalamiento de algunas estructuras y la colocación de una puerta para evitar robos o una malla con el mismo fin.

«Nos hemos puesto en contacto con ellos pero no hemos obtenido respuesta», se lamenta el concejal Iván Alonso. Se lamenta porque el compromiso del Ayuntamiento es seguir poniendo en valor la Tebaida y, por extensión, una iglesia como la de Manzanedo, ubicada en un lugar enigmático, en la ruta a Peñalba.

Justo esa cesión del Obispado de Astorga, hecha efectiva en el año 2016, busca poner en valor el templo, insiste el edil. A cambio, la Iglesia asturiciente sólo ha pedido que se le permita utilizar el templo si un día lo necesitara.

Manzanedo es un pueblo habitado por segundas residencias en la falda de la montaña. La iglesia está a 800 metros, después de caminar por un sinuoso sendero entre árboles centenarios, y no tiene un estilo arquitectónico claro. «Parece haber sido edificada en el siglo XVII sobre los restos de una iglesia primitiva de origen románico de la que sólo se conservaría la portada», explica Hispania Nostra en la ficha que se puede leer en su página web.

Un monumento entra en la lista roja cuando se encuentra sometido «a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores, al objeto de darlos a conocer y lograr su consolidación o restauración». Esta entidad, nacida en 1978, está formada por expertos, amantes del arte... aunque hay un equipo estable de cuatro personas que dan apoyo a la Junta Directiva. ¿Podría salir en este caso la iglesia de Manzanedo de esa lista? Según el concejal de Medio Rural, sí, porque se han dado los primeros pasos para consolidar su conservación. Prueba de ello, añade Iván Alonso, son las inversiones que se han hecho ya. «Nadie puede negar nuestro compromiso con la Tebaida», concluye el edil.

Lo que cuesta salir de la lista roja
Comentarios