viernes. 01.07.2022
                      Otra vista del derrumbe, con toda la estructura de hormigón caída sobre la ladera. L. DE LA MATA
Otra vista del derrumbe, con toda la estructura de hormigón caída sobre la ladera. L. DE LA MATA

LM, la empresa más importante del Bierzo, es la primera afectada por el derrumbe de parte del viaducto del Castro, en la A-6, en la ruta que hacía hacia el puerto de Ferrol, en Galicia, para sacar sus palas eólicas. Desde el pasado miércoles, apenas 24 horas después del suceso, vuelve a utilizar el trayecto por Benavente y desde la localidad zamorana por la Autovía de las Rías Bajas hasta Orense, y de ahí a La Coruña y Ferrol, según fuentes sindicales.

Aunque estaban en obras, LM sacaba sus palas en los últimos meses por la A-6 desde el Bierzo en unos horarios restringidos, después de autorizarlo el Ministerio. Itinerario que ya no puede hacer debido a que se ha tenido que habilitar un paso alternativo por la antigua N-VI, por donde no es posible que circulen camiones de transportes especiales.

Según las mismas fuentes, no parece que la situación vaya a tener costes añadidos, que en su día fueron un argumento más para que la empresa justificase el ajuste de plantilla. Depende de la actividad y los pedidos, pero LM saca más de una decena de palas diarias camino del puerto gallego.

Mientras, se siguen produciendo reacciones a una situación que ha generado un cuello de botella justo entre el Bierzo y Galicia, en el paso por Piedrafita, donde hay que circular durante nueve kilómetros por la antigua carretera. El presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, pidió ayer al Gobierno celeridad en la reparación del tramo del viaducto. Por su parte, el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, aseguró que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana está trabajando para conocer la causa del «colapso» del viaducto de la A-6 por lo que pidió «no entrar en especulaciones».

Desde la oposición, UPL reclamó explicaciones. «Con este accidente los bercianos perdemos la única autovía que tenemos, la A-6», lamentó el procurador de UPL en las Cortes, José Ramón García, quien recordó que «puede ser una grave amenaza para el transporte de mercancías, para las grandes empresas bercianas (pizarreras, Roldán, Emobi, Stac, Cosmos, Tvitec, Forestalia), pero además un golpe mortal a LM y sus 800 empleados».

Para Coalición por el Bierzo, no sólo supone un aumento considerable en el tiempo de desplazamiento de los vehículos en su acceso a Galicia o a la Meseta, sino que también perjudica «muy notablemente» a empresas radicadas en el Bierzo, como es el caso de LM, «cuya producción tiene salida por esa vía de comunicación», recuerdan los bercianistas en un comunicado.

CB criticó que la vertebración de la comarca sólo sea a través de la A-6 «mientras otros territorios cercanos se vertebran hasta lo absurdo» y alertan: «Tenemos conocimiento de que desde la Xunta, ante el hartazgo por la falta de iniciativa y compromiso por parte del Gobierno Central en la realización de la A-76 que uniría el Bierzo con Valdeorras y Ourense, tiene previsto realizar la conexión A Rúa–A Gudiña con una carretera de alta capacidad. Vía que nos parece muy interesante y en un futuro de gran utilidad para el Bierzo siempre y cuando venga acompañada de la A-76», matizó.

El derrumbe del viaducto obliga a LM a sacar sus palas por Benavente