martes 07.04.2020
PATRIMONIO

Empieza la restauración de la Herrería de Compludo tras casi tres años cerrada

La Junta inicia hoy la recuperación del tejado y el rodete para que reabra en otoño.
Empieza la restauración de la Herrería de Compludo tras casi tres años cerrada

«La Junta cumple». Así de tajante se ha expresado el director general de Patrimonio, Enrique Sáiz, para anunciar que, dos años y ocho meses después de su cierre por el deterioro de su tejado, la administración autonómica iniciará hoy las obras de restauración de la Herrería de Compludo. Los trabajos, adjudicados a la constructora berciana Serafín Fernández, se centrarán en la cubierta del inmueble declarado Monumento Nacional en 1968 y en el rodete de la fragua, pero Sáiz dejó claro que sus propietarios particulares y en su caso el Ayuntamiento de Ponferrada deberán responsabilizarse, una vez acabadas las obras, de darle un uso al edificio y gestionar sus visitas para evitar que vuelva a deteriorarse.

El director general de Patrimonio afirmó con la Herrería de Compludo la Junta está haciendo una excepción, después de que el último año, la administración autonómica y el Ayuntamiento se hayan dirigido a los propietarios en busca de un acuerdo para restaurar el inmueble, y también para negociar su futura gestión. Finalmente, la Junta ha contratado las obras sin esperar a que los dueños del inmueble y el Ayuntamiento firmen el acuerdo que les pedía para definir de qué forman abrirá al público el monumento. «Esta será la última vez hacemos una obra sin pedir la ejecución subsidiaria a sus propietarios. Podemos incurrir en un agravio comparativo respecto a otros monumentos de Castilla y León», manifestó a este periódico.

Menos de 50.000 euros

La Junta invertirá finalmente algo menos de cincuenta mil euros en financiar unos trabajos que se desarrollarán en el plazo de «un mes y medio o dos meses», de forma que el monumento esté listo para reabrir a los visitantes, si así lo deciden los propietarios y el Ayuntamiento de cara al otoño. Sáiz entiende que la administración habrá cumplido así su compromiso de resolver los problemas de inseguridad que obligaron a cerrar el inmueble a finales de 2011, ante el riesgo para los visitantes que suponía el mal estado del tejado.

Al contrario de lo que pretendía la Dirección General de Patrimonio, —que esperaba recibir el acuerdo sobre la futura gestión del centro además del consentimiento de los propietarios para actuar en el inmueble— el Ayuntamiento de Ponferrada siempre ha defendido que las obras deben estar finalizadas antes de que entable una nueva negociación con los dueños para asumir la organización de las visitas turísticas. Ayuntamiento y propietarios sí habían acordado que el proyecto de restauración debería incluir la instalación de una turbina para autoabastecer el edificio de energía y de un aseo para el vigilante o guía.

Empieza la restauración de la Herrería de Compludo tras casi tres años cerrada