martes 27/10/20

El enfrentamiento PP-PSOE sube en Cacabelos ante el Pleno de los sueldos

El secretario convoca de oficio la petición de los populares mientras el alcalde habla de «chantaje»
Canedo (de espaldas) y Junior Rodríguez, en un pleno. ANA F. BARREDO

El secretario del Ayuntamiento de Cacabelos ha convocado de oficio para el próximo 8 de octubre, a las 12 horas, el Pleno extraordinario que había solicitado el Partido Popular para retirar las asignaciones al alcalde y los concejales del equipo de gobierno del PSOE. Lo hace después de cumplirse el plazo legal desde que fuera solicitado —si es más de la cuarta parte de los ediles de la Corporación es automático— y tras no ser convocado por el alcalde, según consta en la resolución. Todo en un clima de tensión creciente entre Junior Rodríguez y Adolfo Canedo, que ayer volvió a denunciar «la total incapacidad y maliciosa falta de voluntad del alcalde de Cacabelos para afrontar sus obligaciones políticas».

Junior Rodríguez, que niega que cobrara 2.500 euros como alcalde y que desde hace una semana dice que ya no percibe su sueldo al incorporarse a su plaza de docente, sostiene que todo responde a los «chantajes» del PP por no haberles concedido la presidencia de la comisión de Cuentas y Hacienda, entre otras peticiones, a cambio de apoyar hace un año las dedicaciones del equipo de gobierno. «Ha creado todo este circo mediático —señaló ayer en alusión a Canedo—, rompiendo la estabilidad municipal con el anuncio en prensa y entrada en registro municipal de solicitud de un pleno extraordinario con el único fin de debilitar y dinamitar la legislatura, poniendo contra las cuerdas no a mí, ni a mi partido, que eso es lo de menos y no importa, sino a este Ayuntamiento como institución, ahondando más si cabe en sus múltiples problemas». En cambio, para Canedo, el alcalde ha tenido «22 días para abordar de forma democrática la obligación de convocar un Pleno. 22 días para negociar, para debatir, para conciliar, para consensuar. Sin embargo su respuesta es el desprecio de no dignarse, ni tener la gallardía, de asumir sus responsabilidades en tiempo y forma. Se somete a la ignominia de que sea la evidencia de la ley la que le imponga sus obligaciones democráticas».

El PSOE está buscando el apoyo de IU y de Socialistas por Cacabelos, que están también en la oposición y que en su día votaron en contra de los sueldos, para que el Pleno rechace la propuesta del PP, que podía ganar la votación si estos dos últimos partidos no apoyan a Junior Rodríguez, quien ayer confirmó esas negociaciones y advirtió al PP: «Su propuesta de gobierno de concentración el PSOE no la quiere, y por más veces que lo repita, no va a ser, asúmanlo ya de una vez. Tampoco funcionan sus amenazas ni sus ultimátum, ni las suyas señor Canedo, ni las del señor Cela. No sé quien tiene menos vergüenza, si ustedes o yo que busco crear un gobierno estable para poder seguir trabajando por nuestro pueblo y nuestros vecinos sin llegar al bloqueo absoluto en el que se encuentra».

Y añade, en una nota enviada a este periódico: «No he venido a la política con el fin de quedarme con el sillón de alcalde de por vida, ni para subir y ni ocupar ningún puesto. He venido para poner un poco de orden a un Ayuntamiento que tiene unos problemas muy serios generados muchos de ellos por su partido y todos sus años de política (tanto en el gobierno como en la oposición)».

«Suerte en sus tratos —acaba el comunicado de ayer del PP en alusión a Junior Rodríguez—, aunque ya podemos deducir los ciudadanos que no son por el beneficio común de sus vecinos sino en beneficio propio, por mantenerse en el sillón en perjuicio de la ciudadanía: porque lo único que le ha obligado en estos 15 meses a buscar pactos es la posibilidad de perder sus prebendas».

El enfrentamiento PP-PSOE sube en Cacabelos ante el Pleno de los sueldos
Comentarios