miércoles 21/10/20
Turismo

El enoturismo coge fuerza con más turistas y nuevas altas en la ruta

Las bodegas abiertas en verano incrementaron las visitas y la asociación ya tiene 87 socios
El enoturismo vinculado al Camino de Santiago es uno de los puntos fuertes. XURXO LOBATO

Las bodegas adscritas a la Ruta de Vino del Bierzo que sí abrieron sus puertas a los enoturistas durante el verano apostaron por un turismo de proximidad, por la captación de visitantes procedentes de un radio de unos 120 kilómetros y, a lo sumo, Madrid y el País Vasco. Y acertaron. A falta de conocer los datos globales que se harán públicos a final de año, Bierzo Enoturismo está en disposición de confirmar que los números son óptimos, que ha habido movimiento y «más visitas de lo habitual», aseguró su presidenta, Olga Verde. Es verdad que de forma continua, finalmente, solo abrieron siete de las 19 bodegas integradas en la ruta, pero la realidad es que el tirón del turismo de interior ha contribuido a afianzar la Ruta del Vino del Bierzo, que no solo mejora en lo que a número de turistas se refiere, sino que «está en continúo crecimiento» y ha registrado nuevas altas.

Hay nuevas bodegas y establecimientos vinculados al sector turístico que se quieren integrar en una asociación que ya cuenta con 87 miembros. «En los últimos meses hemos ampliado socios. Ahora mismo, hay 67 socios fiscales, cinco más. Y hay bodegas y otro tipo de establecimientos que han manifestado su interés por unirse. Vemos que la gente tiene ganas», celebró Verde.

"Se ve implicación. La gente tiene ganas y se ha dado cuenta de que el enoturismo es una unidad de negocio alternativa» - OLGA VERDE PRESIDENTA DE BIERZO ENOTURISMO

Hay cuatro bodegas más interesadas en integrarse en la Ruta del Vino del Bierzo y recientemente han formalizado su incorporación una nueva agencia de viajes y hasta una compañía teatral, porque «todo suma», aseguró la presidenta de Bierzo Enoturismo. «Nosotros lo que necesitamos es crecer en asociados. No solo bodegas, sino todo tipo de establecimientos. Es verdad que el enoturismo está vertebrado a través de las bodegas y del vino, pero hace falta un tejido representativo que pueda cubrir todas las patas del turismo», dijo.

En todo caso y aunque el objetivo es mantener el crecimiento del número de bodegas, las 19 actuales son más que suficientes para mantener la Ruta del Vino del Bierzo entre la oferta a nivel nacional, ya que el mínimo exigido para la certificación es de diez.

Un tejido estable

Nuevas bodegas han dado el paso, pero también agencias de viajes y hasta una compañía teatral

Paseos a caballo entre viñedos, catas y degustaciones a pie de viña y actividades al aire libre. En esto han consistido las experiencias ofertadas por las bodegas bercianas durante los meses de un verano atípico marcado por la pandemia. Las que han mantenido sus puertas abiertas son las que tienen personal o infraestructura suficiente como para poder abrir. En este sentido, Olga Verde elogió el «esfuerzo en la aplicación de los protocolos» para garantizar en todo momento la seguridad de los visitantes, agrupados en grupos más reducidos de lo habitual.

«El enoturismo es una unidad de negocio alternativa, una forma más de poder monetizar u obtener un rendimiento dentro de la empresa. Algo que no se veía como un negocio se puede profesionalizar y puede tener un rendimiento. Además, estamos en una zona en la que queda mucho por hacer y ahora tenemos una oportunidad en este sentido. Se ve un clima favorable y yo veo implicación, pero tenemos que seguir creciendo», aseguró la presidenta de la asociación.

Quienes llegaron al Bierzo en verano lo hicieron buscando un turismo natural y poca aglomeración. Y no vinieron de muy lejos. De hecho, Bierzo Enoturismo celebra como un acierto la campaña del Consejo Comarcal, con la que incitaba a los bercianos a redescubrir la comarca en la época estival y convertirse en turistas en su propia tierra. «Nos hemos nutrido de nuestra propia gente», aseguraron fuentes de la Ruta del Vino.

El enoturismo coge fuerza con más turistas y nuevas altas en la ruta