domingo. 26.06.2022

Pocos fueron los que vieron en persona el desastre que pudo tener consecuencias mucho peores de las generadas. Pero los testimonios de los que lo oyeron y se encontraban cerca son estremecedores, sobre todo por lo que pudo haber pasado y no pasó.

Eran sobre las diez de la mañana cuando Carmen Martínez y su marido escucharon un "ruido tremendo, muy fuerte. Oímos retumbar y quedamos muy sorprendidos, pero no asustados", asegura esta vecina de O Castro, que reside a unos 300 metros del viaducto donde se produjo el siniestro, una tranquilo lugar situado junto a la antigua nacional VI, convertida ahora en una carretera local con tramos cortados.

“Tanto nosotros como otros vecinos salimos y vimos que el puente se había caído. No dábamos crédito. Fue uno de los últimos viaductos en ser construido y el primero en caer", añade Carmen, que señala que hubo momentos de tensión por miedo a que la hirieran o la mataran. “Fue una suerte que nadie resultara herido, porque había gente trabajando allí, que tenían la vida pendiendo de un hilo. Gracias a Dios no les pasó nada ni a ellos ni a los carros y máquinas que estaban en el lugar. Fue un milagro salvar a todos", manifiesta. 

No sé si pudo haber salido mal que se cayera. Llevaban un año trabajando y hasta los sábados

Poco después empezaron a llegar a la zona agentes de la Guardia Civil y varios supervisores, pero "también había bastantes curiosos que venían a ver el alcance de la catástrofe, algo lógico por la catástrofe, algo lógico porque no se cae un puente cada día", precisa este residente en O Castro.

Cuenta Carmen Martínez que vino gente de los alrededores, “porque en el pueblo ya somos pocos vecinos, porque los dueños de muchas casas viven fuera, y este barrio está en el punto más cercano para observar el viaducto”. Carmen Martínez no se explica qué pudo haber pasado. “No puedo explicar por qué les pudo haber ido mal, en un proyecto tan importante, y supongo que está muy bien estudiado. De hecho, gran parte de la obra estaba terminada y aunque se habla de problemas en tierra o incluso en el puente, habrá que esperar para saber qué ha podido pasar. Es increíble, un auténtico misterio”.

"Fue una suerte que nadie resultara herido, tenían la vida pendiendo de un hilo"
Comentarios