martes 27/10/20

Fabero, Berlanga, Toreno y Vega urgen ayuda sanitaria

En un escrito adelantan que no descartan «medidas contundentes»

Cuatro Ayuntamientos bercianos de la cuenca Fabero-Sil exigen a la Junta poner fin a lo que califican en una nota de prensa cmo «abandono sanitario hacia sus vecinos». Berlanga del Bierzo, Fabero, Toreno y Vega de Espinareda hacen suyas las quejas ante el cierre de consultorios y las esperas en la calle, trabas para la atención de consultas o insuficientes medios para urgencias, entre otros graves problemas.

Aseguran estar ya «en parada ante la acumulación de cierres de consultorios, deficiencias en la atención y recursos insuficientes que sufren sus vecinos ante la más básica necesidad sanitaria», por lo que exigen a la Junta de Castilla y León, que tiene plenas competencias, que ponga fin al «abandono sanitario».

Los municipios de Berlanga del Bierzo, Fabero, Toreno y Vega de Espinareda muestran su «enfado justificado», el mismo que les manifiestan a sus respectivos alcaldes sus vecinos «por la falta de atención digna a los pacientes que, según dicen, «si ya era palpable antes de la pandemia, ahora se ha vuelto endémica».

En la misma nota de prensa conjunta, por un lado censuran el cierre técnico de los consultorios médicos, cuyos gastos afirman afrontar «con enorme esfuerzo los municipios, es decir, los vecinos, para que ahora permanezcan cerrados para ellos por falta de personal sanitario suficiente».

Un personal al que, sin embargo, reconocen el esfuerzo personal que realizan a pesar de lo que llaman «desidia política» de la Consejería de Sanidad, el Sacyl y la Gerencia de Salud. Además, recuerdan ejemplos como los de Matarrosa del Sil o Lillo del Bierzo, que suman un número muy elevado de cartillas sanitarias, aunque dicen que «se trata de un problema generalizado y que afecta hasta el último de los pueblos».

CITA MÉDICA

A esto hay que sumar las enormes dificultades para conseguir una cita médica, con un sistema telefónico previo «que es un desastre y que, a la postre, obliga a los pacientes a esperar en plena calle a ser atendidos». «Un panorama demencial, ahora que termina el buen tiempo», añaden. Los regidores recuerdan que se trata de zonas de salud tan amplias como distintas, y con una considerable dispersión geográfica, por lo que exigen «todos medios que hagan falta» también para atender las urgencias, al menos con dotación de dos médicos y dos enfermeras, de manera que si tienen que acudir a una localidad alejada como pueda ser Balouta no quede desatendido el servicio para el resto del territorio. Los alcaldes de esta cuenca advierten de que «la paciencia de enfermos, familiares, vecinos, juntas vecinales y municipios está llegando al límite por una gestión que nos da la espalda a los pueblos y es insostenible». Por eso no descartan valorar «medidas más contundentes tras tantos meses de no poner remedio a la prestación de un servicio que siempre es básico, pero con esta crisis sanitaria lo es más que nunca».

Fabero, Berlanga, Toreno y Vega urgen ayuda sanitaria