domingo 11/4/21
Excesiva carga de trabajo

La falta de auxiliares judiciales frena la actividad en el Palacio del Justicia

No se celebran todos los juicios que se podrían asumir y la sobrecarga laboral llega a ser del 200%
La jueza decana y la letrada del Decanato, ayer. L. DE LA MATA

La carga de trabajo de los magistrados del Palacio de Justicia de Ponferrada «sigue siendo excesiva, especialmente en el área civil», aseguró ayer la jueza decana, Ana María Lourido. Tanto que supera el 120% y, en algunos casos, llega incluso al 200%. «El partido judicial de Ponferrada se encuentra infradotado en cuanto al número de jueces que lo componen. Sigue siendo insuficiente en comparación con la media nacional y está muy lejos de la media europea», lamentó la decana. Faltan magistrados y falta personal de auxilio judicial. De hecho, Lourido explicó que, en materia de recursos humanos, esta es la necesidad más «imperiosa», porque «no se pueden celebrar todos los juicios que podrían asumir los juzgados por falta de auxiliares». Un déficit que cobra especial relevancia en la nueva situación impuesta por la crisis sanitaria, cuando buena parte de la actividad se desarrolla de manera telemática.

dl25p14g1
Clic sobre la imagen para  ampliar

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ya ha emitido un informe favorable a la creación de un nueva plaza de auxiliar judicial y, mientras esto llega, se está a la espera del nombramiento de un funcionario interino de refuerzo. En todo caso, la jueza decana aseguró que harían falta dos auxiliares. Lo hizo ayer, durante la presentación de la memoria anual de funcionamiento del Palacio de Justicia de Ponferrada. 2020 ha sido un año insólito y aunque, durante los primeros meses del estado de alarma, la actividad quedó paralizada, el segundo semestre del año fue frenético. En el orden civil ha habido, sobre todo, un incremento sustancial de los procesos monitorios de reclamación de cantidad. Y aunque es verdad que en el penal se registró un descenso de la entrada de asuntos como consecuencia de la disminución de la delincuencia durante el confinamiento, no ha sido así en los casos de violencia de género.

Más órdenes de protección

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5, que tiene competencias en materia de violencia de género, mantuvo intacta su actividad durante 2020 e, incluso, se dio un incremento en el número de solicitudes de órdenes de protección. Fueron 94 y se aprobaron 61. En todo caso, estas cifras no incluyen las solicitudes de protección tramitadas y resueltas por el resto de juzgados cuando actúan en funciones de guardia por las tardes y los fines de semana. Por lo tanto, el número global es mayor.

Violencia de género
Durante el año de la pandemia, se produjo un aumento de solicitudes de órdenes de protección

Según los datos recogidos en la memoria del partido judicial de Ponferrada, el Juzgado número 5 atendió 337 procedimientos por violencia de género. Fueron 212 diligencias previas, 115 diligencias urgentes y diez delitos leves.

Las otras necesidades

Dos auxiliares judiciales y un noveno juzgado de primera instancia e instrucción para «evitar las demoras» fueron las principales demandas en materia de personal. Hace falta refuerzo y así ha quedado demostrado en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3, que era el que arrastraba la mayor carga de trabajo. Con el nombramiento de un magistrado en comisión de servicio desde el pasado 1 de mayo, por un período de un año, se ha conseguido normalizar la situación. «Está solventando el dictado de resoluciones pendientes de años anteriores», destacó la letrada del Decanato, Raquel Martínez, explicando que «quedan pendientes de dictar alrededor de 50 sentencias» y la previsión es que queden todas resueltas antes del 1 del mes de mayo, que será cuando este juez deje de hacer funciones de apoyo en el número 3.

Ana María Lourido también puso de relieve la falta de peritos y la necesidad de crear una Oficina de Peritación adscrita a los juzgados. Así mismo, «es una necesidad contar con la figura de un coordinador parental al que poder efectuar derivaciones en los procesos de familia de especial conflictividad» y la jueza decana volvió a insistir en la conveniencia de la separación de jurisdicciones ligada a la creación de un noveno juzgado de Primera Instancia e Instrucción; así como en un juzgado de lo contencioso para evitar tener que ir a León y una sección desplazada de la Audiencia Provincial.

La falta de auxiliares judiciales frena la actividad en el Palacio del Justicia
Comentarios