viernes 3/12/21
                      La falta de materia prima de madera está generando problemas en la industria transformadora. L. DE LA MATA
La falta de materia prima de madera está generando problemas en la industria transformadora. L. DE LA MATA

La industria del Bierzo —especialmente la relacionada con el metal y la madera— esboza ya con claridad su preocupación por los problemas de falta de suministros y encarecimiento de las materias primas, además del añadido de los elevados costes de la electricidad, el combustible y, por consiguiente, el transporte de materiales. El presidente de la delegación de empresarios en la comarca, Javier Morán, adelantaba ayer que a estas carencias de materia prima se añade un hecho constatable que está repercutiendo en el empleo, y es la obligación en la que se están viendo los empresarios para actualizar proyectos de contratos firmados con sus clientes (su cartera de pedidos), dado que ahora mismo acometer por ejemplo una obra ya no tiene los mismos costes que hace apenas unas semanas o meses. Por eso, se están dado casos de empresarios del sector metálico de la construcción (naves industriales) que han tenido que aplicar expedientes de regulación temporal de empleo porque los pedidos ya firmados para ejecutar han sido paralizados, debido precisamente al cambio de los costes de producción, de las materias primas, la factura eléctrica y el transporte.

«Un empresario que tenía cinco pedidos de naves industriales y cubiertas las expectativas económicas para este año ha tenido que dejar en la calle a los trabajadores porque todos los contratos que había firmado se vinieron abajo», resume a modo de ejemplo el presidente de la federación empresarial leonesa en el Bierzo.

                      Estocaje de material en la explanada de aceros Roldán en una imagen de hace meses en su factoría de Ponferrada. L. DE LA MATA

Estocaje de material en la explanada de aceros Roldán en una imagen de hace meses en su factoría de Ponferrada. L. DE LA MATA

Javier Morán es claro: «Están afectadas casi todas las empresas del Bierzo, en su medida. Hay algún sector donde el problema no es tan acuciante, pueden seguir trabajando y demás; pero hay otros sectores que están ya fastidiados. Por ejemplo, el sector industrial metálico, estructuras metálicas y similares, están muy mal, porque a parte de la falta de suministros están sufriendo una subida de precios tan exagerada que los contratos que tenían firmados no se pueden ejecutar».

No lo hacen porque perderían dinero. Hace cuatro o cinco meses el precio de la materia prima que necesitan no es el misma que ahora y si ejecutaran hoy la obra no cubrirían gastos en algunos casos. De ahí el grave problema que se les viene encima. Como es sabido, buena parte de las empresas de estos sectores recaban contratos a meses vista, no de un día para otro, y por eso deben hacer acopio de provisiones que hoy están totalmente desfasadas por las circunstancias económicas de los mercados nacionales e internacionales.

Otro de los sectores afectados en el Bierzo es el de la madera. «Ya está empezando a servir con cuentagotas. No hay madera. También en la construcción. El único sector que no está teniendo problemas directos es el agroalimentario. Los supermercados y demás están medianamente bien; pero el sector productivo, el de las materias primas, está muy complicado, complicadísimo», indica Morán.

De 1.800 a 2.800 €, contenedor

El transporte, como es sabido, está mal. El de carretera por los costes del combustible, y el marítico por los intereses económicos internacionales, que obligan a pujar cantidades astronómicas para hacerse con una partida de contenedores (espacio para mover las mercancías por el mar). «Los contenedores marítimos han subido de los 1.800 euros, que costaba aproximadamente un contenedor de diez pies, a los 2.500 ó 2.800 euros que cuesta ahora. Y hablamos de una subida de tres meses. Todo eso repercute en el producto final», referencian desde la Fele.

Con esta situación actual, muchos empresarios están viendo prácticamente «imposible» seguir adelante y por eso optan por parar, con las graves consecuencias económicas que ello acarrea.

Los empresarios consultados, que prefieren que no se les cite en esta información, indican que están viviendo una situación muy extraña. Remarcan que en el Bierzo ya no hay mucho trabajo y si encima ahora resulta que carecen de materia prima para poder trabajar, como un problema nacional añadido, su situación se complica mucho más. «En el Bierzo lo notamos más porque necesitamos trabajar más, después de tantas crisis y reveses», resume uno de los consultados.

Indican que el hierro, con incrementos de precios del 40%, o la madera disparada un 125%, más el combustible y la electricidad desbocadas, llevan a la asfixia a las empresas del sector.

Fele alerta del parón en contratos del sector berciano de la madera y metal