jueves 23/9/21

Folgueral critica el coste de los nuevos autobuses del transporte urbano

El portavoz de USE en el Ayuntamiento de Ponferrada, Samuel Folgueral, advirtió ayer que los nuevos autobuses del Servicio Municipal de Transportes «van a suponer un grave quebranto económico para el municipio». «Va a suponer un coste mucho mayor a pesar de que va a incluir recortes en las prestaciones a la ciudadanía», añade Folgueral en un comunicado, donde explica que los nuevos autobuses se adjudicaron con baja temeraria, según advertía el informe técnico, que, según USE, decía que «el coste no se encuentra acreditado, ya que en dicha documentación no figura el precio del suministro de los autobuses.

Además la entidad que le suministra los vehículos a la adjudicataria no presenta acreditación de que los fabrica cumpliendo el pliego de condiciones técnicas con procedimiento homologado de calidad. Tampoco acredita que los vende a la entidad adjudicataria al precio ofertado y en el plazo establecido. Por todo lo anterior se considera que la entidad adjudicataria no acredita realizar el suministro con los precios ofertados y se entiende que deberá ser excluida del proceso de licitación».

Folgueral insiste en que «eso es lo que acreditan los servicios técnicos, cuyos informes se vanagloria el señor Ramón de cumplir a rajatabla.

Pero la Mesa de Contratación hizo caso omiso y el 4 de septiembre de 2020 el alcalde firma el contrato administrativo, que se recepciona 58 días después de la última fecha posible. Por lo tanto, en virtud de la cláusula octava, el Ayuntamiento tendría que recibir una indemnización de más de 60.000 euros al respecto».

Por otra parte, el grupo de USE asegura que «seguimos advirtiendo a los ponferradinos que el consistorio ha adquirido cuatro unidades de autobús que, lejos de estar movidos por hidrógeno, electricidad, gas natural o siquiera ser híbridos cuentan con motor de gasóleo, como representación de la ciudad verde y sostenible de la propaganda de Olegario Ramón».

Los cuatro autobuses son, a juicio de Folgeral, «el primer capítulo de una novela llena de irregularidades».

Folgueral critica el coste de los nuevos autobuses del transporte urbano