lunes. 28.11.2022

Actualmente, la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León está sustituyendo parte de la señalización vertical de la CL-631, con una inversión de 3.500 euros. No obstante, fue en 2016 cuando se realizó el último repintado del eje de la carretera desde Toreno y hasta el final de la misma (4.100 euros) y en 2014 se repintaron los bordes, además del eje de la señalización horizontal (37.750 euros), según los datos facilitados por la propia Administración autonómica.

Fuentes de Fomento aseguran que, una vez finalizadas las obras de refuerzo y renovación del firme que se están realizando entre Páramo y Villablino, la inversión de los últimos cinco años en dicho vial superará los tres millones de euros.

El resumen de las actuaciones realizadas en la carretera que une Ponferrada y Villablino, tomando como punto de partida 2013, es el siguiente: Hace cinco años, se invirtieron más de 153.000 euros en la extensión de aglomerado en las travesías de Toreno, Matarrosa, Villablino y un tramo interurbano. Desde ese año y hasta 2017 no hubo actuación alguna y lo que el año pasado se hizo, con 145.000 euros, fue reparar el tablero de un puente.

Por su parte, durante el año en curso, Fomento se ha visto obligado a invertir casi 150.000 euros en una obra de emergencia para estabilizar el talud que se vino abajo a la altura de Santa Cruz de Sil y asegura que invertirá 2,5 millones de euros en obras de refuerzo y renovación del firme en 25,6 kilómetros de la carretera que se iniciaron el pasado mes de octubre y que afectan al ya mencionado tramo comprendido entre el cruzo de Páramo y Villablino.

«En el próximo contrato de señalización se repintarán ejes y bordes de la autovía desde pk 18 (Toreno), hasta dondo comienzan las obras de refuerzo», adelanta la Junta.

Fomento cifra en 3M€ la inversión realizada en los últimos cinco años
Comentarios