viernes. 19.08.2022

El fuego de Montes arrasa en tres días 1.500 hectáreas y supera el desastre de la Tebaida

Técnicos y autoridades coinciden en que nunca se habían enfrentado a una situación tan devastadora en tan poco tiempo
                      El monasterio de Montes de Valdueza, ayer tarde. ANA F. BARREDO
El monasterio de Montes de Valdueza, ayer tarde. ANA F. BARREDO

Nunca antes se había vivido una situación igual. Lo dicen los técnicos, políticos y vecinos consultados en la zona de la catastrofe ecológica que desde el domingo arrasa los montes del Bierzo. En tres días han ardido 1.500 hectáreas en la zona de los Aquilianos, en el incendio de Montes de Valdueza. Para hacerse una idea, en tres días se han quemado más hectáreas que las arrasadas en una semana en el desastre ecológico forestal de la Tebaida, en abril del 2017.

El dato lo confirmaba ayer el concejal de Medio Rural de Ponferrada, Iván Alonso, quien abogaba por dotar de mayor inversión y más personal a las brigadas que trabajan para el Ayuntamiento, y que, aún cuando lo ha pedido al alcalde con el que gobierna, de momento no se ha logrado.

Aunque ayer la temperatura ambiente bajó considerablemente, el viento es el causante principal de que las llamas se vuelvan por momentos incontrolables para el gran dispositivo de medios aéreos y terrestres que trabajan en la zona (6 helicópteros, 1 avión de Coordinación y Observación del Mapa, 1 avión de carga en tierra, 7 cuadrillas helitransportadas, 1 brigada de refuerzo, 6 autobombas, 5 buldózer, 5 cuadrillas de tierra, un técnico, 10 agentes medioambientales).

La comarca berciana volvió a estar ayer, por tercer día consecutivo envuelta en una gran nube de humo. Todo procedía de la zona de Montes de Valdueza y el octógono que forman los pueblos del entorno, con llamas que siguen calcinando la falda norte de los montes Aquilianos, sin que se haya extendido hacia la zona del Morredero y el corazón central del Valle del Silencio.

La mayor parte de este humo que se ve en el Bierzo también procede de la zona limítrofe gallega de Valdeorras. El viento zurraba ayer del oeste en dirección este y es lo que está convirtiendo la comarca en una zona cargada de cenizas que entran por todas las fisuras de las viviendas y que también hace dificultosa la respiración para las persona mayores y vulnerables con enfermedades respiratorias.

«Gracias a los intensos trabajos de todos los efectivos desplazados hasta la zona, en estos momentos los pueblos del municipio de Ponferrada amenazados por el incendio de San Adrián y sus respectivos focos están fuera de peligro, siempre que la situación del viento y las condiciones climáticas no cambien», decían ayer a última hora de hora de la tarde desde el Ayuntamiento que dirige el alcalde Olegario Ramón.

El fuego de Montes arrasa en tres días 1.500 hectáreas y supera el desastre de la Tebaida
Comentarios