lunes 19/4/21
Reaoertura

La Herrería sale del letargo invernal

La fragua de Compludo reabre mañana tras dos meses de parón por mantenimiento
La Herrería de Compludo, en una imagen de archivo. DL

Dos meses de parón para limpiar la captación de agua, el canal que la conduce hasta el banzao, donde se almacena y ajustar las palas del mecanismo hidráulico de la fragua, echar aceite en los engranajes, retirar la ceniza y desbrozar la maleza del exterior del monumento. El letargo invernal que ha mantenido cerrada la Herrería de Compludo desde principios de año terminará este fin de semana con la reapertura del la fragua prevista para este sábado día 6. Dos meses en los que la actividad que ha desplegado el herrero y guía del edificio, Manuel Sánchez, ha estado lejos de lo que se entiende por invernar.

«Es un trabajo muy pesado y muy laborioso», explicaba ayer Juan Carlos Flórez, uno de los responsables de la empresa Vita et Natura et Legenda que explota el monumeneto nacional y se encarga de su mantenimiento cuando hace referencia, sobre todo al lento ajuste de los engranajes y las palas de la rueda del molino que mueve el agua.

Así que todo está listo ya para que mañana sábado a las 11.00 horas, y hasta las 13.30 horas, y de nuevo de 15.30 a 18.00 horas por la tarde, la Herrería vuelva a recibir visitantes. El parón invernal para realizar labores de mantenimiento ha coincidido esta vez con las restricciones de la tercera ola de la pandemia. Con la desescalada, la Herrería vuelve a estar dispuesta a enseñar sus secretos; el del agua y el fuego, y el viento del fuelle que alimenta una fragua que sigue funcionadno con una técnica que se remonta a la Edad Media.

La empresa, que salvó el año pasado gracias al tirón de visitantes que la Herrería recibió en verano, teme, sin embargo, una caída en el número de visitantes durante la Semana Santa, la época del año que en un tiempo normal más visitantes acumula. Con las restricciones a la movilidad, y a pesar de que son muchos los visitantes que llaman a diario a la empresa para preguntar si ya está abierta, Vita et Natura et Legenda se prepara para ver cómo los ingresos no se disparan. El año pasado, eso sí, ni siquiera los hubo, recuerda Flórez. Estábamos todos metidos en casa.

La Herrería sale del letargo invernal