lunes 16/5/22
Reconocimiento

El histórico juez Buján dará nombre a la Casa de la Cultura de Toreno

El Ayuntamiento y CC OO, para el que ejerció de abogado laboralista, preparan un homenaje al magistrado berciano del Tribunal Superior de Justicia de Asturias a los diez años de su fallecimiento
                      José Manuel Buján, fotografiado en el año 2009 para una extensa entrevista de Ana Gaitero en Diario de León. RAMIRO
José Manuel Buján, fotografiado en el año 2009 para una extensa entrevista de Ana Gaitero en Diario de León. RAMIRO

«No hay corrupción si hay transparencia», decía en Diario de León en 2009 el magistrado de la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Asturias, el berciano José Manuel Buján, poco antes de intervenir en uno de los ciclos de conferencias de la Fundación José María Pereda de Comisiones Obreras organizaba en León. «El jurista de los desfavorecidos», le definió el periódico asturiano La Nueva España dos años después, cuando falleció prematuramente sin haber cumplido los 63 años.

Nacido en Toreno; hijo de un picador de carbón gallego, Delfín Buján, que murió de silicosis y se había casado en segundas nupcias con una vecina, Honorina Álvarez, cuyo primer marido había sido asesinado por falangistas; abogado laboralista de Comisiones Obreras (CCOO), todavía en la clandestinidad, en la Ponferrada de 1976; profesor universitario de Derecho; miembro de Jueces para la Democracia y desde el año 2000 magistrado del TSJ de Asturias, donde en Oviedo le recuerdan con una calle, José Manuel Buján dará nombre ahora a la Casa de la Cultura de su localidad natal. Una vez aprobada la decisión en sesión plenaria, el acto organizado por Comisiones Obreras de Castilla y León y Asturias y propio el Ayuntamiento de Toreno —que ya lo había nombrado Hijo Predilecto en el año 2000— debía celebrarse el próximo sábado 15 para acercarlo a la fecha de su fallecimiento el 12 de enero de 2012, según cuenta desde la organización de CCOO el historiador Alejandro Martínez.

Acto aplazado

El homenaje a Buján en Toreno, previsto para el sábado 15, se ha aplazado por la pandemia

Pero la evolución de la pandemia ha obligado a posponerlo y todavía no tiene nueva fecha. Si todo sale según lo previsto, el homenaje debería contar con la presencia de los secretarios generales de Comisiones Obreras en Asturias, José Manuel Zapico, y en Castilla y León, Vicente Andrés.

Primer abogado de CC OO

«Fue el primer abogado de Comisiones Obreras en Ponferrada» —recordaba ayer Alejandro Martínez— en un momento en que el sindicato todavía se movía en la clandestinidad, Martínez, que ha trazado una semblanza del futuro magistrado en su blog de historia, recuerda cómo la casa donde se crió Buján en Toreno era durante la dictadura «punto de reunión para escuchar la radio Pirenáica», la emisora clandestina del PCE que emitía desde Bucarest. Por influencia del cura de Toreno, Don Manolo, del que era monaguillo, y para apartarle del oficio de minero, ingresó en 1959 en el Seminario de Astorga y después estudió Bachillerato en León.

De esos años son sus primeros contactos con sacerdotes del apostolado social de la Iglesia como el futuro diputado socialista Pepe Álvarez de Paz, que dejaría los hábitos para ser también abogado laboralista, y con el dirigente de CC OO y el PCE en Laciana Benjamín Rubio.

En la Universidad Complutense de Madrid, donde se matriculó en 1966 en la Facultad de Ciencias, participó en el movimiento estudiantil y en 1968, tras mencionar en un homenaje al cura Don Manolo la Carta Universal de los Derechos Humanos, fue detenido brevemente por la Guardia Civil de Toreno. Matriculado en Derecho en 1971 para evitar el servicio militar de 18 meses que tenía por delante, obtuvo la licenciatura en solo tres años y para 1974 ya era abogado. Buján hizo prácticas en el despacho laboralista del PCE y CCOO en la calle Alcalá 15 de Madrid, a la vez que impartía clases de latín, una lengua que le gustaba especialmente. Y en octubre de 1976, muerto Franco pero con CC OO todavía en la ilegalidad, comenzó a ejercer como abogado aprovechando la cobertura legal de la Asociación de Antiguos Alumnos de Escuelas Sindicales, cuenta Martínez. En CCOO aún recuerdan cómo en su primer juicio logró que el despido por convocar un huelga en Aceros Roldán del que entonces era secretario general del sindicato en Ponferrada, Daniel Fernández Taladriz, fuera declarado improcedente.

Trasladado a Asturias al casarse, Buján participó como abogado en más 900 conflictos colectivos entre 1981 y 1999. El 10 de marzo del año 2000, el Consejo General del Poder Judicial lo nombraba magistrado de la Sala de lo Civil y Penal del TSJ de Asturias, lo que le obligó a abandonar su militancia en el PCE, y ese mismo año, el Ayuntamiento de Toreno le entregaba el premio Picota de Plata y le nombraba Hijo Predilecto. Por entonces declaraba en Diario de León que había que «repensar el concepto de izquierda y derecha» porque el PP de entonces «no es la derecha de Franco». Y acostumbraba usar una expresión latina que lo define a la perfección, cuenta Martínez; feci quod potui, faciant meliora potentes. O lo que es lo mismo; hice lo que pude, háganlo mejor los que puedan.

El histórico juez Buján dará nombre a la Casa de la Cultura de Toreno
Comentarios