jueves 19/5/22

El Hospital endosa los ingresados en Cardiología a Medicina Interna

Recurre a médicos de otro servicio para cubrir a la única cardióloga en activo actualmente
                      Acceso principal al Hospital El Bierzo, en Fuentesnuevas. ANA F. BARREDO
Acceso principal al Hospital El Bierzo, en Fuentesnuevas. ANA F. BARREDO

Casi un año después de que la falta de cardiólogos en el Hospital El Bierzo obligara a suspender consultas y pruebas diagnósticas y a solicitar un refuerzo de profesionales llegados desde el Complejo Asistencial Universitario de León (Caule), la situación del servicio no solo no ha mejorado sino que es claramente peor. Hace semanas que hay una única cardióloga en activo y no solo han tenido que volver a suspenderse ecocardiogramas, pruebas de esfuerzo y consultas programadas; sino que la dirección del centro asistencial berciano ha ordenado a especialistas del Servicio de Medicina Interna que se ocupen de los pacientes ingresados en la planta de Cardiología. Eso para evitar que la atención aquí quede al descubierto como así sucedió el miércoles, según ha denunciado el sindicato CSIF, tras tener conocimiento de que la gerencia emplazó a la única cardióloga a que alargara su jornada laboral tras una guardia para poder ver a los enfermos hospitalizados.

La situación es insostenible y el refuerzo de León que, desde el principio, fue considerado insuficiente para resolver la crisis, es ahora más reducido y en este mes de mayo está previsto que los dos cardiólogos que se desplazan desde el Caule lo hagan únicamente cinco días. Por ello y semanas después de que, mediante una comunicación interna, la dirección del hospital solicitara a los profesionales del servicio que priorizaran tanto los ingresos como las interconsultas hasta poder contar con mayor número de efectivos, la situación da un nuevo giro al tratar de involucrar a médicos de otra especialidad en la atención y el seguimiento de pacientes ingresados por una patología cardiaca.

La medida ha generado malestar en Medicina Interna, según ha podido saber este periódico, donde la carga de pacientes ingresados es considerable. Ayer había, exactamente, 120 hospitalizados dependientes de este servicio. Por su parte, los ingresados en Cardiología eran cinco, según los datos aportados por CSIF.

Mientras tanto, fuentes de la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo (Gasbi) han reconocido haber recurrido a internistas para suplir el déficit en Cardiología, pero asegurando que se ha tratado de un hecho «puntual» y que se sigue trabajando para dar una solución al servicio a corto plazo. Más o menos lo mismo que se argumentó a finales de junio del año pasado, cuando saltaron las alarmas por primera vez después de meses de sobrecarga para los dos únicos cardiólogos que, entonces, estaban en activo —uno de ellos a media jornada— de una plantilla estructural de ocho. De aquello hace casi un año y la situación ha empeorado tras la jubilación de una de las especialistas y la baja laboral del otro de los tres que mantenían Cardiología hasta hace algunas semanas.

El responsable provincial de la rama sanitaria de CSIF, Carlos Javier Reguera, no quiso pasar por alto la intención de la dirección del Hospital El Bierzo de que una profesional que había concluido su jornada laboral ordinaria y una guardia posterior fuera emplazada a hacer una segunda jornada para pasar consulta a los pacientes en planta. «Eso es una ilegalidad. Los descansos se tienen que respetar por ley», aseguró. Finalmente, la cardióloga no realizó esa jornada extraordinaria y por eso nadie pasó revisión a los hospitalizados. De ahí, el recurso de acudir a Medicina Interna.

Tan solo 24 horas después de que medio millar de personas se manifestara en Valladolid —frente a las Cortes de Castilla y León y la sede de la Consejería de Sanidad— convocados por la Plataforma en Defensa de la Sanidad del Bierzo y Laciana para exigir soluciones y medidas ante la crítica situación sanitaria en la que se encuentran ambas comarcas, la falta de especialistas en el hospital vuelve a evidenciar que las denuncias están más que fundamentadas y que los limitados recursos humanos de los que dispone la Gerencia de Asistencia Sanitaria del Bierzo (Gasbi) comprometen la atención que reciben los usuarios y el trabajo y el bienestar de los profesionales.

El papel del consejero

Mientras el Hospital El Bierzo sigue dando de qué hablar por la merma de las plantillas de varias especialidades médicas, en el aire está todavía la resolución de otra crisis: la provocada por la reevaluación de los méritos de cientos de profesionales del Área de Salud del Bierzo que ha frenado su carrera profesional. El responsable del sindicato CSIF recordó que siguen pendientes de una reunión con el consejero de Sanidad de Castilla y León, Alejandro Vázquez.

El sindicato no ha tenido respuesta a la solicitud planteada de un cara a cara para hablar de la «discriminación» de los profesionales de diferentes categorías que ejercen en el Bierzo y Laciana y Carlos Javier Reguera emplazó a Vázquez a que lo haga de inmediato para abordar este y los otros problemas «urgentes y graves» que afectan al área sanitaria. El más inmediato, el de Cardiología.

El Hospital endosa los ingresados en Cardiología a Medicina Interna
Comentarios