sábado 28/11/20

El Instituto del Carbón cambia de nombre para llamarse del carbono

El Instituto del Carbón con sede en Oviedo, que aglutinaba la investigación sobre este mineral en España, ha pasado a llamarse Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono (Incar). Se trata de un centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Fundado en 1947 y ubicado en sus actuales instalaciones desde 1960, el Incar ha ido orientando su actividad científica a los retos más vanguardistas en el campo de la ciencia y tecnología del carbón y sus derivados. En la actualidad sus principales líneas de investigación el desarrollo de materiales de carbono e inorgánicos para aplicaciones estructurales, energéticas y medioambientales y el desarrollo de tecnologías limpias para la conversión y uso del carbón.

El Incar está constituido por quince grupos de investigación que se distribuyen en tres Departamentos: Carbón, Energía y Medio Ambiente, Química de Materiales y Procesos Químicos en Energía y Medio Ambiente.

De esta manera, la estructura científica ligada a las nuevas tecnologías se va conformando con nuevos retos en las antiguas zonas mineras. En esa carrera, el Bierzo está presente a través de Ciuden, aunque no ha dado pasos adelante en los últimos años. Hunosa también ha cambiado de fines en los últimos meses y la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha su propio instituto a través del Icamcyl.

El Instituto del Carbón cambia de nombre para llamarse del carbono