martes 02.06.2020

El Instituto del Carbón cambia de nombre para llamarse del carbono

El Instituto del Carbón con sede en Oviedo, que aglutinaba la investigación sobre este mineral en España, ha pasado a llamarse Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono (Incar). Se trata de un centro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Fundado en 1947 y ubicado en sus actuales instalaciones desde 1960, el Incar ha ido orientando su actividad científica a los retos más vanguardistas en el campo de la ciencia y tecnología del carbón y sus derivados. En la actualidad sus principales líneas de investigación el desarrollo de materiales de carbono e inorgánicos para aplicaciones estructurales, energéticas y medioambientales y el desarrollo de tecnologías limpias para la conversión y uso del carbón.

El Incar está constituido por quince grupos de investigación que se distribuyen en tres Departamentos: Carbón, Energía y Medio Ambiente, Química de Materiales y Procesos Químicos en Energía y Medio Ambiente.

De esta manera, la estructura científica ligada a las nuevas tecnologías se va conformando con nuevos retos en las antiguas zonas mineras. En esa carrera, el Bierzo está presente a través de Ciuden, aunque no ha dado pasos adelante en los últimos años. Hunosa también ha cambiado de fines en los últimos meses y la Junta de Castilla y León ha puesto en marcha su propio instituto a través del Icamcyl.

El Instituto del Carbón cambia de nombre para llamarse del carbono