martes 28/9/21
Medio ambiente

La Junta exime del trámite ambiental a la central de calor para su legalización

Medio Ambiente se basa en informes de seis organismos: «No deben existir problemas»
La central de calor de Ponferrada se encuentra situada cerca del barrio de Compostilla. DE LA MATA

«No es probable que vayan a producirse efectos significativos sobre el medio ambiente, por lo que no se considera necesaria la

tramitación de la evaluación ambiental estratégica ordinaria». El Boletín Oficial de Castilla y León publicó ayer una orden firmada por el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, en la que se exime del trámite medioambiental a la central de calor del barrio de Compostilla para su puesta en marcha, con lo que la Junta allana un poco más el camino en su intento de legalizar el proyecto, que fue tumbado por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJ) el pasado mes de abril por varias irregularidades administrativas en su tramitación.

La central de calor está ya construida en el sector SUD-11 del Plan General de Ordenación Urbana de Ponferrada pero se ha encontrado desde el primer momento con la oposición de una parte de los vecinos y algunos grupos ecologistas. Aunque el actual equipo de gobierno no estaba de acuerdo con la ubicación, que viene del anterior mandato de Gloria Fernández Merayo, al final se ha visto forzado también a seguir la tramitación para su legalización ya que de lo contrario el Ayuntamiento se vería expuesto a una indemnización al Somacyl, la entidad de la Junta que promueve el proyecto.

Proyecto polémico

Una sentencia del TSJ tumbó en abril el proyecto por defectos en la tramitación de las licencia

En la resolución firmada ayer por el consejero en el Bocyl se justifica que no se tramite la licencia ambiental en los informes de varias instituciones y organismos como la Dirección General de Patrimonio Cultural, la Agencia de Protección Civil, la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, los Servicios Territoriales de Industria, Comercio y Economía de León y de Medio Ambiente de León, la Diputación Provincial de León y Ecologistas en Acción en León. «Todos los informes recibidos de las Administraciones públicas afectadas permiten deducir que no deben existir problemas ambientales significativos relacionados con el Plan Especial y que no existirá una afección indirecta sobre elementos con figuras de protección ambiental», dice la resolución.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León desestimó el pasado mes de abril el recurso de apelación presentado por la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León y el Ayuntamiento de Ponferrada contra la decisión del Juzgado Contencioso-Administrativo de León de declarar ilegal la central de calor de la capital berciana. El fallo ratificó la ilegalidad de la construcción por un «defecto de procedimiento». La Junta entendió entonces que la sentencia del TSJ daba la razón al Ayuntamiento de Ponferrada y a la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León en lo que respecta a los motivos de fondo principales de la apelación sobre la nulidad de la autorización provisional y la licencia urbanística, dado que avalaba la posibilidad de licencia provisional y que la ubicación de la instalación en suelo dotacional es correcta; aceptando sólo como argumento un defecto de forma consistente en que la información pública, además de en los periódicos, no se anunció en el Boletín Oficial de Castilla y León.

La Junta exime del trámite ambiental a la central de calor para su legalización
Comentarios