domingo 22/5/22

El Louvre admite su «error» y datará el cáliz y la patena de Peñalba en el Bierzo

«Son obras maestras de nuestras colecciones medievales», dice el museo
                      Ficha que se puede ver aún en la web del Museo del Louvre y que localiza Peñalba en Asturias. DL
Ficha que se puede ver aún en la web del Museo del Louvre y que localiza Peñalba en Asturias. DL

Marie-Cécile Bardozdocumentalista científico delDepartamento de Obras de Arte del Museo del Louvre de París, ha respondido a un correo enviado por este periódico advirtiendo del error en la localización de Peñalba de Santiago en Asturias, en la ficha de la patena y el cáliz del abad Pelayo que se exponen en una de sus salas en la capital francesa, y anuncia que «corregiremos nuestro error lo antes posible y le agradecemos nuevamente por habernos brindado su eficaz ayuda».

Ambas obras se pueden ver en la sala 502 del ala Richelieu, en el escaparate 13, pero en la ficha que se publica en la página web figuran como de procedencia asturiana. Y aún hoy siguen aparaciendo así en https://collections.louvre.fr/recherche?q=penalba, a la espera de ese cambio.

El cáliz y la patena, igual que la Cruz de Peñalba que se conserva en el Museo de León, proceden del desaparecido monasterio de Santiago de Peñalba, fundado entre los años 909 y 920, del que sólo sigue en pie la iglesia de arquitectura mozárabe. Según los historiadores, fueron hechos en el siglo XII por encargo del abad Pelayo (abad Pelayo Fernández), como así conta en una inscripción que tiene en su base con forma cónica: «Me hizo el abad Pelayo en honor de Santiago Apóstol».

En su respuesta a este periódico, el Louvre reconoce su error y asegura que son «una de las obras maestras de nuestras colecciones medievales».

La fecha de la autoría del cáliz y la patena se sitúa entre los años 1135 y 1140, son de autor anónimo y tienen una altura de 13 centímetros, un diámetro de 10 y un peso de 77 gramos, en el caso de la copa, y 13,3 centímetros de diámetro la patena. Están hechos en plata y pertenecen a la Colección de Obras de Arte de la Edad Media, Renacimiento y Época Moderna del Museo del Louvre.

El cáliz y la patena eran conservados en el altar de san Genadio de la iglesia de Santiago de Peñalba hasta el siglo XIX. No se conoce en qué momento de la historia fueron trasladados a Astorga, pero la versión más extendida es que un responsable de la diócesis asturiciense, bien un canónigo o el propio obispo de Astorga, regaló ambas piezas al cardenal Moreno, arzobispo de Valladolid y después también de Toledo, a cuya muerte los herederos las vendieron a un anticuario, quien en 1886 las revendió mediante subasta pública al Museo del Louvre por un precio desconocido, como así consta en la ficha de la web de esta prestigiosa institución francesa.

Se da la circunstancia de que, cuando se expusieron en el Museo del Bierzo en 1999, las dos expertas que acompañaron las piezas quisieron visitar Peñalba de Santiago, por lo que se entiende aún menos que en la ficha se date Peñalba de Santiago como una población del Principado de Asturias y no del Bierzo.

Aquella presencia en Ponferrada fue posible gracias a las gestiones de su entonces director, Jesús Álvarez Courel y su exposición se tuvo que hacer en una vitrina blindada después de firmar un seguro.

Junto con el cáliz y la patena, hay constancia de la desaparición de un tercer objeto de Peñalba de Santiago, un copón de plata que fue fundido en su día según los estudiosos del tema.

En la ficha del Museo del Louvre, que se puede consultar en Internet, se da un detalle más, el nombre del anticuario que vendió las piezas a la institución parisina, Charles Stein. Según se explica, se hizo con ellas en 1878 antes de ser adquiridas por el Louvre «en la venta de su colección en París, el 10 de mayo de 1886».

En el medio del cáliz se sitúa un motivo ornamental redondeado con formas vegetales y, destacando sobre él, las figuras del Tetramorfos en representación de los símbolos de los cuatro evangelistas. La patena es también de gran importancia. En el interior están grabados ocho pétalos semicirculares en forma de círculo y dentro de este está grabado, muy finamente, el Cordero y la Cruz, también con una inscripción.

El Louvre es el museo nacional de Francia. Durante el siglo XIX impulsó sus compras especialmente. En sus 210 000 metros cuadrados en su sede de París, se exponen unas 487.000 obras, de las cuales 7.000 son pinturas, y unos 380.000 objetos y antigüedades​.

El Louvre admite su «error» y datará el cáliz y la patena de Peñalba en el Bierzo
Comentarios