jueves 22.08.2019
fotografías replicadas

Matachana atrapa el tiempo perdido

La fotógrafa afincada en el Reino Unido Raquel Carro coloca a los vecinos ante sus viejas fotos para un proyecto documental sobre la memoria.
Mª Eugenia posa en el mismo sitio tras 40 años. CARRO
Mª Eugenia posa en el mismo sitio tras 40 años. CARRO

carlos fidalgo | ponferrada

Tres amigas, tres vecinas de Matachana, ante la misma tapia donde sesenta años atrás se tomaron una fotografía de jovencitas. El blanco y negro de la vieja imagen, la moda de finales de los años cincuenta, contrasta con el color de la nueva fotografía donde los rostros envejecidos de sus protagonistas, no han perdido, sin embargo, la alegría

Es una de las imágenes de los vecinos de Matachana, en la linde de Castropodame con Bembibre, que la fotógrafa aficadada en el Reino Unido Raquel Carro ha incluido en su último proyecto documental; una recopilación de instantáneas extraídas de los álbumes familiares de los habitantes del pueblo de donde procede que ha titulado ‘Regreso al futuro’, como la famosa trilogía de películas sobre viajes en el tiempo.

«Pasé los primeros años de mi vida en Matachana, un pueblo con un sentimiento fuerte de comunidad», explica a este periódico la artista formada en la Universidad de Winchester y en el New York Film Academy, para hablar de una iniciativa que finalmente ha cuajado en una exposición que durante cinco días ha sido visitada por todo el pueblo y ha sido fuente de anécdotas y chascarrillos sobre «los viejos tiempos».

No es la primera vez que Matachana exponía viejas fotografías, pero Carro decidió ir un poco más lejos y colocar a los protagonistas de las imágenes en los mismos lugares, treinta, cuarenta, cincuenta, sesenta años después, para que pudieran reconocerse. El resultado es una colección de imágenes que, efectivamente, dan la sensación de que Matachana regresó en algún momento del futuro. «Fueron tales los sentimientos encontrados que seguiremos con el proyecto a lo largo del año para que nadie se quede sin su réplica, ya que nos que no han podido estar quieren aportar sus fotos», cuenta Raquel Carro.

Matachana atrapa el tiempo perdido