lunes 17/5/21

La MG de la Cereza encara una semana crucial en la que se decidirá si puede certificar cosecha

El Itacyl confirma que no hay riesgo de perder el sello pese a lo que recoge la Ley de Marcas

La Marca de Garantía de la Cereza del Bierzo encara una semana crucial. Los técnicos valorarán en los próximos días el daño real que las heladas de las pasadas semanas han provocado en el fruto y decidirán si la de 2021 vuelve a ser una campaña nula, es decir, sin certificación de producto de calidad. Esta será la quinta campaña desde la aprobación del sello, en mayo de 2016, y ninguna añada ha podido salir a la venta con tal distinción porque la climatología adversa ha estropeado todas las cosechas hasta la fecha.

De momento, el equipo técnico ha comprobado que hay zonas más afectadas que otras. Entre las primeras están Ponferrada y Rimor, mientras que en Corullón, el daño parece menor, según explicó el director técnico de la Asociación Berciana de Agricultores y de la propia MG, Pablo Linares. «Todavía tenemos esperanzas de poder certificar este año, pero no lo sabremos hasta finales de esta semana», afirmó, preocupado porque la Ley de Marcas, que regula la caducidad de las mismas, establece que si en el plazo de cinco años contados desde la fecha de registro, la Marca de Garantía no hubiere sido objeto de un uso efectivo o si tal uso hubiere sido suspendido durante un plazo ininterrumpido de cinco años, se podrá declarar la caducidad de la misma.

En todo caso, fuentes del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl) consultadas por Diario de León han explicado que, si bien la legislación recoge tal medida en su artículo 39, las causas de la imposibilidad de sacar adelante la campañas bajo certificación están más que justificadas y no habría riesgo alguno de perder el sello. Además, alguien tendría que iniciar el procedimiento para la retirada y el titular de la marca de garantía «siempre tiene la posibilidad de acreditar que existen causas que justifican la falta de uso durante los últimos cinco años, como parece que sucede en este caso», explicaron fuentes del Itacyl.

«La fecha a partir de la que se puede iniciar este proceso por un tercero es el 5 de octubre de este año, aunque si se acredita que no se ha podido comercializar porque no ha habido cosecha, difícilmente puede prosperar una caducidad o nulidad de marca», añadieron.

«Yo quiero ser optimista. Quiero pensar que puede haber cereza para salir al mercado», recalcó Pablo Linares. El mínimo exigible para poder vender por fin cereza del Bierzo certificada está en cien mil kilos «aptos y que cumplan con los criterios de calidad», apuntó.

Cerca de cuatro años dedicó la Asociación Berciana de Agricultores a la tramitación de la Marca de Garantía de la Cereza del Bierzo.

La MG de la Cereza encara una semana crucial en la que se decidirá si puede certificar...
Comentarios