jueves 9/12/21
                      En la imagen un camión atraviesa uno de los imponentes viaductos del puerto de Piedrafita en la zona berciana de Vega de Valcarce. L. DE LA MATA
En la imagen un camión atraviesa uno de los imponentes viaductos del puerto de Piedrafita en la zona berciana de Vega de Valcarce. L. DE LA MATA

En los primeros días del pasado mes de junio comenzaban en el Bierzo las obras de reparación de las dos estructuras del viaducto del Castro, en la Autovía del Noroeste (A-6) en Vega de Valcarce, cortando un carril de la circulación en sentido a Madrid y los dos en sentido a La Coruña, entre los kilómetros 422 y 431. Aquello obligó a habilitar una conexión provisional para el paso nocturno de transportes especiales de más de 44 toneladas entre la A-6 y la Nacional VI, entre los kilómetros 428, a la altura de El Castro, y el 432, en el enlace oeste de Piedrafita de Cebreiro. «La situación se mantendrá en tanto no sea reparado uno de los viaductos del Castro en la A-6», dijo a comienzos del verano la Subdelegación del Gobierno.

A punto de cumplirse cinco meses del comienzo de las obras (será el próximo 4 de noviembre), los trabajos de reparación avanzan, pero desde el Ministerio de Transportes y Movilidad nada saben y no se aventuran a dar una fecha para restablecer la normalidad y acabar con el embudo que ahora mismo está suponiendo cruzar el puerto de Piedrafita por la A-6.

Todo el tráfico rodado de salida del Bierzo hacia Galicia tiene irremediablemente que pasar a 50 kilómetros por hora por el centro del casco urbano de Piedrafita del Cebreiro. Por su parte, todos los que proceden del norte gallego y entran en el Bierzo, el tránsito está restringido a un solo carril a lo largo de 5 kilómetros y a una velocidad máxima de 60 por hora.

Con estos precedentes, el revés para la circulación es evidente y en el ministerio son sabedores de la presión existente, por ejemplo para sacar las palas eólicas de la factoría LM de Ponferrada, en donde, como es sabido, se ha aplicado un recorte laboral de varios cientos de empleos. En el puerto de Ferrol persiste desde hace meses la inquietud porque la carga de palas eólicas ha supuesto una merma en el movimiento de sus buques.

Previsión de nuevos cortes

A los problemas que están dando los viaductos de la zona de Vega de Valcarce se unirán en un tiempo breve otra previsión que impone la Unión Europea. Los túneles de la autovía del Noroeste deberán ser adaptados a la normativa en cuanto a medidas de seguridad. Habrá que aplicar mejoras en iluminación y otros aspectos. Esto conllevará que los trabajos de adecuación a la normativa europea ocasionarán cortes de tráfico. Por Piedrafita pasan a diario 10.000 vehículos.

El Mitma mantiene sin fecha el fin del embudo de la A-6 hacia Piedrafita