jueves 26/11/20

Un muro de abandono, historia y sabor minero

Imagen de las carboneras, del pasado noviembre.
Imagen de las carboneras, del pasado noviembre.

Son parte de la historia de Ponferrada, de cuando el carbón se utilizaba en todas las casas para calentarse en invierno. Eran los tiempos de los vales de carbón, de jornadas maratonianas metiendo el negro mineral antes de que llegaran los fríos.

Aunque su imagen sea hoy de abandono, las carboneras del Poblado Minero de MSP conservan el sabor de toda una época del urbanismo de la ciudad. Son puertas y puertas de pequeñas casetas. Más de 300. Un pequeño muro que no se merece su visión actual.

Las carboneras quedaron al margen del acuerdo alcanzado en 2001 entre el Ayuntamiento de Ponferrada y los propietarios para rehabilitar las viviendas. Aquel convenio fue continuación de otras actuaciones municipales en la época de Celso López Gavela como alcalde, en 1997, cuando el Poblado quedó incorporado al municipio tras un acuerdo con La Minero.

Dos bloques de 77 y 66 pequeños habitáculos por cada parte asoman a la parte trasera de las casas y a la calle Ramón González Alegre, además de otros dos mucho más pequeños de 7 y 10 carboneras por cada lado. Los tiempos han cambiado pero el Poblado Minero muestra hasta qué punto el carbón lideró el desarrollo económico del Bierzo. Hasta se construyeron viviendas para los trabajadores.El barrio minero de Ponferrada aún tiene mucho que mostrar.

Un muro de abandono, historia y sabor minero
Comentarios