lunes 20/9/21

La nueva captación de Valdecañada carece de permisos

La Junta corrobora la denuncia de Manuel de la Fuente, que pide dimisiones al alcalde
Manuel de la Fuente. DLM/DL

El concejal no adscrito del Ayuntamiento de Ponferrada Manuel de la Fuente hizo público ayer un escrito del Servicio Territorial de Sanidad en el que la Junta le informa que la nueva captación de Valdecañada «no tiene los informes preceptivos» de ese departamento para su uso como agua potable.

Manuel de la Fuente denunció la captación ante la Junta después de que el equipo de gobierno de Olegario Ramón tachara de «bulo» sus críticas tras una visita a esta localidad a primeros de julio, en la que ya denunció la situación.

Tras el informe de la Junta, en el que se asegura que hay dos opciones, o legalizar la captación o no volver a usarla, el edil exige ahora la dimisión de la concejala de Infraestructuras, Carmen Doel. «Si tuviera un poco de decencia política debería presentar ya su dimisión como responsable de todo lo sucedido», señala Manuel de la Fuente en un comunicado, donde aporta la denuncia que hizo y la respuesta de Sanidad del pasado día 23.

Polémica
Recuerda que cuando se le advirtió a Doel la edil dijo que «no había más dinero para Valdecañada»

«El equipo de gobierno —insiste en la nota— debería de inmediato ponerse a trabajar para solventar este problema y pedir disculpas al pueblo de Valdecañada por la falta de atención a sus graves problemas, y la alcaldesa de barrio de Valdecañada nombrada a dedo por el alcalde, si no sabe desempeñar el cargo y defender a sus vecinos con dignidad, lo mejor que haría sería dimitir ya que con la forma que tiene de actuar le está haciendo un flaco favor al pueblo».

El concejal no adscrito denunció ante el Servicio Territorial que «la inmensa mayoría de los vecinos» no están de acuerdo con la captación hecha por el actual equipo de gobierno del Ayuntamiento de Ponferrada en 2020 «porque consideran que no reúne las condiciones en cuanto a sanidad y salubridad y puede generar problemas a los vecinos», lo que provocó que desde Sanidad se enviasen a dos inspectoras, que levantaron acta.

«No tienen pudor para cargar todo el peso del problema sobre los hombros de los propios técnicos, escurriendo el bulto de la responsabilidad que tiene en todo este desaguisado la concejala de Infraestructuras —añade en su comunicado de ayer el edil expulsado por Ramón del equipo de gobierno—, que fue la que ordenó la ampliación de la captación de agua en estas condiciones a pesar de que algunos vecinos le manifestaron que esta captación debería efectuarse entubada en la parte alta del arroyo para evitar problemas, contestando la concejala que no había más dinero para gastar en Valdecañada. Yo mismo formando aún parte del equipo de gobierno le manifesté a la concejala que había vecinos que no estaban de acuerdo como se estaba realizando la obra, haciendo ésta caso omiso», explica.

La nueva captación de Valdecañada carece de permisos
Comentarios