viernes. 27.01.2023

La Organización Nacional de Ciegos de España (Once) hizo efectiva ayer mismo su decisión de cerrar sus oficinas en Ponferrada. Las puertas de la sede de la organización en el 29 de la avenida de Valdés ya no se abrieron ayer lunes como certificaron los representantes de CC.OO., sindicato que más se ha opuesto a esta dererminación.

En opinión de la central, la decisión de la Once de cerrar su sede comarcal en Ponferrada «constituye un error histórico de la dirección de la entidad». El sindicato advierte públicamente de que no cejará en su empeño de poner en evidencia esta decisión de la dirección al dar «prioridad al aspecto económico sobre el social».

Comisiones se teme que «el personal vendedor, la afiliación a la entidad y la ciudadanía» quedan desatendidas y desprotegidas con una dicisión que consideran «impropia de una corporación de derecho público, de naturaleza social y sin ánimo de lucro».

La organización social lamenta que los responsables de la Once tampoco hayan atendido lo más mínimo a las voces que desde algunas instituciones bercianas se han alzado contra el cierre.

La Once consuma su cierre en Ponferrada pese a las protestas
Comentarios