viernes. 02.12.2022
                      Imagen de archivo de las instalaciones de Endesa en Cubillos, en la comarca del Bierzo. L. DE LA MATA
Imagen de archivo de las instalaciones de Endesa en Cubillos, en la comarca del Bierzo. L. DE LA MATA

La dirección de Endesa anunció ayer un acuerdo con PreZero España y Reciclalia Composite para poner en marcha en el Bierzo la primera planta de reciclaje de palas eólicas de la Península Ibérica con el apoyo de GE Renewable Energy y su filial LM Wind Power, que tiene también una planta en el polígono de La Llanada, en Ponferrada.

La nueva planta se ubicará en Cubillos del Sil y forma parte del Plan Futur-e de Endesa, puesto en marcha como consecuencia del cierre de Compostilla.

La nueva infraestructura contará con una inversión de 8,5 millones de euros y se empezará a construir el próximo año, según datos aportados ayer por Endesa. Reciclará más de 6.000 toneladas al año de fibra de vidrio y carbono procedente de aerogeneradores, «dando una segunda vida a los materiales de las palas aplicando criterios de economía circular», explicaron las mismas fuentes. Además, el proyecto contempla la reutilización e incorporación de los materiales reciclados de fibra de vidrio, fibra de carbono y otros subproductos del proceso nuevamente en la industria, tanto eólica como de otros sectores que puedan demandar dichos compuestos. La nueva planta, que estará operativa a comienzos de 2024, contará con cerca de 30 puestos de trabajo directos, y generará adicionalmente empleo indirecto asociado a tareas logísticas.

Además, el acuerdo prevé que GE Renewable Energy ofrezca a sus clientes con sede en España la opción de reciclar las palas en desuso utilizando la nueva planta. Por su parte, LM Wind Power suministrará en torno al 50% del excedente de fibra de vidrio generado durante la fabricación de palas en sus plantas de Ponferrada y Castellón. Esta fibra de vidrio se reciclará para poder ser utilizada, entre otras aplicaciones, en el sector de la construcción y sector cerámico.

Endesa también tiene previsto aportar palas que ya no se utilicen en sus instalaciones renovables para su posterior reciclaje. «Este acuerdo no solo refuerza nuestro compromiso con el desarrollo sostenible del sector eólico, sino que además damos un paso más hacia la circularidad del sector», señaló Rafael González, director general de Generación de Endesa, en unas declaraciones difundidas por la eléctrica en un comunicado.

Para Gonzalo Cañete, consejero delegado de PreZero en España y Portugal, «esta planta permitirá impulsar la renovación de los parques eólicos generando así, de una manera más sostenible, un mayor volumen de energía verde. Con ello, además, avanzamos hacia la circularidad de las palas facilitando su reciclaje y evitando que se envíen a vertedero». «Estamos encantados de trabajar con Endesa en la puesta en marcha de esta prometedora solución de reciclaje, que confirma nuestro compromiso con el desarrollo sostenible del sector en España», explicó Blanca Monteagudo, directora Comercial y de Ventas de eólica onshore para el sur de Europa de GE Renewable Energy en el mismo comunicado.

Para Alfonso Bernabé, CEO de Reciclalia Composite, «es un orgullo aportar al proyecto su experiencia y conocimiento en el sector de los materiales compuestos en esta primera planta de reciclado.»

La nueva instalación reciclará también las palas y los residuos industriales de otros procesos productivos que generen residuos de materiales compuestos.

Pese a existir numerosas soluciones para reciclar de forma eficiente en torno al 95% de los componentes de los aerogeneradores, el reciclaje de los materiales compuestos presentes en la composición de las palas suponía un reto para la industria, según Endesa.

Mediante el suministro del exceso de fibra de vidrio originados en la elaboración de las palas en sus dos plantas españolas, además de las palas al final de su vida útil, GE Renewable Energy y LM Wind Power contribuyen a la viabilidad de la planta y, en general, al desarrollo de una industria de reciclaje de palas.

Este proyecto, más los otros seis restantes aprobados para el Bierzo, se han seleccionado, dentro del Plan Futur-e, «para revitalizar dicha comarca a través de un programa que prevé la ocupación del emplazamiento de la vieja central térmica, así como el uso de equipos que se utilizaban en la instalación», según recalca Endes. Estas iniciativas suman alrededor de 160 nuevos puestos de trabajo y una inversión total que supera los 260 millones de euros.

La planta de reciclaje de palas eólicas de Endesa ayudará a consolidar LM