sábado 04.07.2020

Poco conocidos y muy importantes

A comienzos de la década de 1990 muy pocos asentamientos militares romanos de carácter temporal eran conocidos en el noroeste peninsular. Aunque campamentos como Castrocalbón (Loewinsohn, 1965) y Valdemeda (Sánchez-Palencia, 1986) (León) habían sido identificados gracias a los fotogramas aéreos, la investigación arqueológica se concentraba en el estudio de las fortificaciones estables.

«Muchos de estos yacimientos —insisten los autores en el estudio— apenas han sido estudiados con detalle mediante prospecciones intensivas o excavaciones, actuaciones que indudablemente contribuirían a su mejor caracterización crono-funcional. Por otro lado, estos sitios deben ser estudiados dentro de un contexto arqueológico y paisajístico más amplio. Independientemente de su función última».

Poco conocidos y muy importantes