martes 27/10/20

Ponferrada sigue sin dar solución al deterioro de la estación del Morredero

El edil de Urbanismo asegura que hay otras prioridades y anuncia un estudio de rendimientos
El anunciado desmantelamiento sigue a la espera. M.F.

Un año después de que desde el Ayuntamiento de Ponferrada que dirige el alcalde Olegario Ramón se anunciara que desmantelarían todos los remontes para la práctica de esquí en el Morredero, —y así evitar actos vandálicos y el expolio en el material de coste público, denunciado a través de este periódico— la situación sigue siendo la misma. En una visita por el exterior de las instalaciones de montaña se puede comprobar cómo los ladrones han intentado de nuevo entrar en la caseta en la que se encuentra un generador eléctrico y diverso material. Desde el consistorio habían sellado las ventanas con planchas metálicas que ahora fueron de nuevo arrancadas en parte.

Ante esta situación, preguntado el concejal de Urbanismo, Dinamización Económica y Sostenibilidad de Ponferrada por los planes de futuro de esta abandonada estación de esquí del Morredero, Pedro Fernández Robles, asegura que ahora mismo existen otras prioridades de inversión y que antes que este asunto deben dar solución al contrato de la basura y otras cuestiones como la pandemia. Todo condicionado a los ajustes o limitaciones del presupuesto municipal. «Eso del Morredero, de momento está así. Lo de desmantelar está parado, pendiente de otros asuntos que tenemos de urgencia», dijo.

Con todo, el concejal adelantaba que su plan pasa por elaborar «un estudio de la situación», en el que se detallen los costes y ver rendimientos que se puedan dar, siempre con la premisa de utilizar la zona del Morredero «como estación de montaña» y no como estación de esquí», actividad descartada por completo, a no ser que sea en casos muy puntuales. «Se vería como una estación de montaña, que no queremos descartar, —manifiesta el edil— pero ahora mismo no podemos meternos en ese frente. La idea es un poco lo que hemos mantenido siempre; es decir, aquellos elementos que no son aprovechables y tienen riesgo, eliminarlos, y usarlo como estación de montaña más que como estación de esquí». Entiende que la zona «sí puede tener atractivo, puede tener generación de riqueza y generación de empleo» y destaca que en esa línea sí que trabajan, pero se topan con la falta de dinero. «El presupuesto, andamos como andamos, y las urgencias que tenemos ahora mismo también afecta, y todo dependerá de cómo evolucione todo esto de la pandemia», resume el concejal.

Aunque el coronavirus lo está capitalizando casi todo, desde el área de Urbanismo y Sostenibilidad de Ponferrada se quiere dejar también claro que a lo que dirigirán sus esfuerzos de gestión para evitar el deterioro de lo existente en el Morredero es en su uso para estación de montaña, utilizando especialmente la zona que en su día fue cafetería y refugio. «A lo mejor puede haber un uso puntual de la nieve, que será puntual, porque lo estamos viendo con el cambio climático; está ahí y no podemos obviarlo; pero la estación de esquí no es viable de ninguna manera, pero sí puede tener posibilidades como estación de montaña», remarca.

El primer paso para avanzar en la reutilización de esa zona de uso público será precisamente la elaboración de un documento por parte de los servicios técnicos municipales de Medio Ambiente, aunque el concejal asegura que ahora mismo están cargados con otros trabajos. «El primer paso es el estudio, concretarlo muy bien con el estudio de rendimiento y posibilidades, y costes, claro; pero ahora mismo digamos que los servicios de Medio Ambiente están un poco saturados, porque lo que nos pide más urgencia en este momento y a lo que están dedicados plenamente es al nuevo contrato de basura, contrato, municipalización o lo que sea», explicó Fernández Robles.

Una vez que terminaran con esta tarea, el concejal avanza que tienen también pendiente otro asunto, que es el tema de actuación en emergencia climática.

«Es un plan de Ponferrada de lucha contra el cambio climático, a través de lo que se llama un pacto de alcaldes, que es una herramienta de la Unión Europea, y con ese instrumento nos va a permitir acometer también esto que estamos diciendo», explica el edil. Considera que con este plan y herramienta de actuación permitirá al Ayuntamiento de Ponferrada acceder a líneas de ayuda para abordar problemas de orden medioambiental. «Se trata de un cambio hacia una nueva sociedad, con el uso de nuevas energías», incide.

Ponferrada sigue sin dar solución al deterioro de la estación del Morredero
Comentarios