viernes 21/1/22

«Un intento de asalto al Ayuntamiento». Así calificó ayer el PSOE de Priaranza del Bierzo la fallida moción de censura que, insistió, había pactado el exalcalde popular del municipio, José Manuel Blanco, junto al concejal de Coalición por el Bierzo, David Pacios, para desalojar del sillón de la Alcaldía a José Reguera. Una «maniobra en las sombras» que quedó desbaratada cuando la concejala del PP, Eva Cruz, decidió no apoyar la moción, abandonar el grupo popular y pasar a ser edil no adscrita a ningún partido político. Los socialistas difundieron una nota de prensa en la que elogiaron la decisión de Eva Cruz, «una persona con principios y dignidad que no se ha dejado manipular».

El PSOE acusó además a José Manuel Blanco de haber llevado «a la quiebra» al Ayuntamiento, con una serie de impagos y deudas con empleados municipales, proveedores, la Seguridad Social y Hacienda y con cuentas bancarias al descubierto, y de mantener incluso el Ayuntamiento cerrado al público durante largos periodos de tiempo, mantener paralizada la concentración parcelaria y las normas urbanísticas durante 16 años y hasta justificar subvenciones fuera de plazo y pedir constantemente préstamos bancarios. Con Reguera en la Alcaldía, «en tan solo dos años y medio la deuda se ha reducido en torno a 365.000 euros, con lo que estará prácticamente extinguida cuando acabemos este mandato». El PSOE recalca que parte de la gente que apoyaba a Blacno «ha abierto los ojos».

El PSOE critica el intento de moción de censura en Priaranza