martes. 28.06.2022
Exposición

¿Por qué la MSP sí y La Recuelga no?

‘Salvar La Recuelga’ ya está Ponferrada y su puesta de largo sirvió para insistir en su protección a las puerta de una reunión del Club Xeitu con la Junta
                      La exposición fue presentada ayer en el Museo del Ferrocarril de Ponferrada. L. DE LA MATA
La exposición fue presentada ayer en el Museo del Ferrocarril de Ponferrada. L. DE LA MATA

La exposición ‘Salvar La Recuelga’ ya cuelga entre los muros del Museo del Ferrocarril de Ponferrada. Fue presentada ayer tras su primera parada en Santa Cruz del Sil y la puesta de largo sirvió para volver a reivindicar la incoación del expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC) del lavadero de Antracitas de Fabero y su entorno. Una acción que permitiría paralizar de inmediato cualquier acción para desarrollar un parque fotovoltaico que comprometa su pervivencia o alguna otra amenaza. El secretario del Club Xeitu, Víctor del Reguero, recurrió a la actualidad para tratar de explicar la sinrazón de que el expediente de protección del lavadero todavía no haya sido incoado y lo hizo aludiendo al proceso ya iniciado por el Ministerio de Cultura para proteger, bajo el paraguas del BIC, la vieja central de la MSP, hoy Museo de la Energía.

«Hace dos días, el Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó la resolución por la cual se inicia el proceso de Bien de Interés Cultural para la central térmica de Ponferrada. Es una buena noticia. Nosotros, en 2014, ya habíamos solicitado que se declarase esa central y el ferrocarril Ponferrada-Villablino, incluyendo también el lavadero de La Recuelga. Aquello no cuajó y ahora esperamos que la Junta de Castilla y León sea sensible», dijo del Reguero, para después preguntarse sin hacerlo por qué la vieja central de la MSP sí y La Recuelga no. «En la resolución del BOE, si uno cambia la fecha en que se hizo esa central por en la que se construyó este lavadero, la motivación, la explicación, los razonamientos, todo el argumentario es plenamente válido a efectos históricos, arquitectónicos y sociales», defendió.

Para saber en qué punto se encuentra el procedimiento de solicitud de BIC, que ya fue presentada el pasado mes de febrero, el Club Xeitu —organizador de la exposición de la mano de la Junta Vecinal de Santa Cruz del Sil— ha solicitado una reunión con la delegada de la Junta en la provincia, Ester Muñoz. Encuentro que se ha programado para el viernes día 17.

«El lavadero de Antracitas de Fabero tiene un valor por sí mismo muy importante para tener presente lo que, durante muchos años, ha sido la base económica de un territorio que, de otra manera, estaba abocado a ser un territorio marginal como lo es ahora mismo», defendió el profesor del Departamento de Geografía y Geología de la Universidad de León José Cortizo, autor de uno de los textos de la exposición. «¿Qué vamos a quedarnos con el recuerdo del humo y del olor a azufre? No. Tenemos ahí un elemento y lo normal es conservarlo y utilizarlo», añadió. Para Cortizo, el lavadero es «un elemento de referencia para mirar al pasado sin nostalgia». «Lo importante es no perderlo», resumió.

También el ingeniero de minas Roberto Matías participó en la inauguración de la exposición y, como autor del catálogo de bienes del patrimonio industrial promovido por la Junta de Castilla y León en el año 2010, volvió a incidir en el grave error que sería perder el lavadero de La Recuelga, que supuso una revolución técnica y dio el valor añadido que el carbón de la cuenca de Fabero necesitaba para ser considerado de la misma calidad que el de otras zonas productoras de España. «La importancia del patrimonio industrial que hay en Santa Cruz del Sil ahora mismo es muy grande. El lavadero estuvo funcionando cerca de 40 años y es indisoluble del patrimonio del Ponfeblino», defendió Matías.

¿Por qué la MSP sí y La Recuelga no?