martes 24.09.2019

Quejas por el desinterés del alcalde sobre el impacto

Los portavoces del movimiento «Salvemos el río Ancares» no vacilaron al hablar directamente de «desidia» y de «falta de apoyo» al referirse a la actitud con la que el alcalde de Vega de Espinareda, el socialista Santiago Rodríguez, ha acogido en las últimas semanas la inquietud de los vecinos y colectivos conservacionistas que ven con malos ojos la explotación hidroeléctrica del río en el mencionado municipio.

Los detractores de los planes de Suma de Energías S.L. no entienden esta postura del regidor cuando él mismo forma parte del consorcio de la Reserva de la Biosfera de Los Ancares en la que aseguran que se enmarcaría la minicentral.

«En un primer momento manifestó encontrarse a favor de la minicentral, pero después de comprobar la presión popular convocó una reunión por sorpresa este pasado domingo en el pueblo de San Pedro de Olleros para manifestar que no está ni a favor ni en contra», relató a este periódico uno de los promotores de la movilización. Según su versión, en dicho encuentro el alcalde de Vega de Espinareda no perdió la oportunidad sin embargo de alabar los supuestos los aspectos positivos y el valor añadido que podía traer para el municipio el desarrollo del proyecto en menoscabo de otra serie de impactos negativos.

Quejas por el desinterés del alcalde sobre el impacto