viernes. 27.01.2023
La Asociación Bierzo Si amplificó ayer las quejas que durante todo el fin de semana han planteado públicamente los cientos de personas que trataron de acceder de un lado a la cumbre del Morredero, y de otra parte a Peñalba de Santiago, dos de los puntos de atracción turística más importantes dentro del municipio de Ponferrada. La carretera por la que se llega al Morredero desde la localidad de San Cristóbal sigue sin ser señalizada, y muchos automovilistas se vieron bloqueados en pleno ascenso puesto que no recibieron información alguna de la necesidad de utilizar cadenas, según denunció el presidente de Bierzo Si, Claudio Blanco. Además, se echó en falta también la presencia de Guardia Civil en una carretera que la Diputación Provincial sigue sin arreglar de forma decidida, y a la que tampoco destina ningún tipo de camión o maquinaria quitanieves. Desprendimientos peligrosos En el valle del Oza muchos visitantes se encontraron también en dificultades al tratar de acceder a Peñalba de Santiago. En este caso, en diversos puntos del trayecto hasta la localidad se están produciendo peligrosos desprendimientos de tierra y rocas sobre la calzada. La organización Bierzo Si también llamó la atención en este caso sobre la inexistencia de señalización algunas sobre estos desprendimientos y lamentaron que en ningún momento durante el fin de semana se procediera a la limpieza de la carretera. Para el presidente de la asociación, Claudio Blanco, es especialmente penoso que estas situaciones de abandono se detecten en torno a dos de los hitos más visitados por los turistas que se acercan a Ponferrada, y en el caso del Morredero por muchos bercianos que se acercan inútilmente durante el fin de semana a esta cumbre para disfrutar del sol o de la nieve. En la mayoría de los casos, salvo quienes disponen de vehículos todoterreno, se tienen que conformar con pasar el día en San Cristóbal.

Quejas por el mal estado de los accesos al Morredero y a Peñalba de Santiago
Comentarios