viernes. 27.01.2023
TRADICIONES

La rama británica del Temple

Ordenan 28 nuevos caballeros templarios llegados del condado inglés de Kent
La ordenación de los nuevos caballeros, llegados de Gran Bretaña, tuvo lugar este viernes en el castillo de Ponferrada

Llegaron a Ponferrada para participar en un torneo de baloncesto y regresarán a Inglaterra investidos como nuevos caballeros templarios. La bodega del Castillo de Ponferrada acogió ayer la ordenación como nuevos caballeros templarios de 28 británicos, integrantes del equipo de baloncesto Canterbury Crusanders, con lo que tanto la asociación de caballeros templarios como la vinculación del Bierzo con la orden del Temple adquieren un nuevo impulso internacional.

Ataviados con su indumentaria deportiva —chandal negro y rojo—, uno a uno, los ‘cruzados’ se fueron arrodillando ante el maestre de la orden templaria quien los fue invistiendo caballeros templarios tras cumplir con el ritual de la espada y la capa.

Con este nombramiento se ha querido, en primer lugar, agasajar a estos visitantes que estarán durante una semana en Ponferrada para participar en la citada competición baloncestística, mientras que por otro se ha estimado conveniente aprovechar la denominación del equipo —Crusanders, Cruzados— para estrechar lazos entre la asociación berciana y estos habitantes de Canterbury, en el condado inglés de Kent.

Conocida popularmente como ‘el jardín de Inglaterra’, la ciudad es la sede del arzobispado, máxima representación de la iglesia anglicana.

Su hasta el momento única vinculación conocida con la capital berciana viene de la mano de su actual entrenador de la categoría junior del equipo de los Crusanders, Iván Cuesta, que en su día fue entrenador en el Baloncesto Ponferrada. «La verdad es que ha sido una sorpresa agradable», explica Cuesta, portavoz del grupo, compuesto en su mayoría por jóvenes de entre 16 y 19 años, que no podía ocultar su asombro.

Tras este nombramiento como nuevos caballeros templarios, ‘la orden’ vuelve a contar con caballeros en ‘la Gran Bretaña’, lugar que, como tantos otros, contó con caballeros hospitalarios para proteger a los peregrinos que iban o regresaban de Tierra Santa.

La rama británica del Temple
Comentarios