viernes 22/1/21

Ramón garantiza que ejecutará la sentencia del TSJ y resta legitimidad a las críticas

El alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón, consideró cuanto menos precipitado que los grupos de la oposición hayan pedido, en bloque, su dimisión por —dicen— ser el primero en vulnerar derechos fundamentales. Ramón recordó que todavía no ha comenzado el cómputo del plazo voluntario para proceder a la ejecución de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla y León sobre el derecho de la oposición a disponer de personal de confianza y garantizó que lo hará en tiempo y forma.

Así respondió a la denuncia de PP, USE, Cs y PRB de «seguir prorrogando caprichosamente esta situación» antes de exigir que «se les facilite la dotación de medios de carácter inmediato». «Manifiesto que este equipo de gobierno ejecutará la sentencia en sus estrictos términos y como nos digan los servicios jurídicos de la casa que se ha de ejecutar. Siempre dentro del plazo voluntario», insitió el regidor.

Olegario Ramón consideró que «hay situaciones en las que es mejor callar», en alusión al papel que la oposición le ha reservado de primer alcalde en vulnerar derechos. Tiró de archivo histórico y recordó tres pronunciamientos judiciales anteriores en este sentido que afectaron a dos alcaldes del PP (Álvarez y Riesco) en 2002, 2009 y el último en 2015 por el llamado Pleno de Sábado Santo, con USE en la Alcaldía. También recordó sentencias anteriores sobre asuntos municipales que no fueron ejecutadas en plazo durante los gobiernos de PP y USE. Por eso, Olegario Ramón restó legitimidad a las críticas.

«Se tardan dos años en aprender a hablar pero unos ochenta en aprender a callar. Apliquénse el cuento de las cosas que piden», espetó el alcalde de Ponferrada al término del Pleno celebrado ayer.

Ramón garantiza que ejecutará la sentencia del TSJ y resta legitimidad a las críticas
Comentarios