lunes. 15.08.2022
Por rayos de tormenta

Se mantiene la situación de alerta en los montes bercianos

Los incendios asedian Fuente de Oliva y calcina zona arbolada de la Reserva de la Biosfera

Los incendios forestales siguen ocasionado problemas importantes en el Bierzo. Lo último, Según informan desde la delegación de la Junta es que se ha procedido a evacuar a los vecinos de las poblaciones de Ozuela y Rimor, desalojos que se sumaban al que anteriormente se había llevado a cabo en las poblaciones de Ferradillo y  de San Adrián de Valdueza, perteneciente al municipio de Ponferrada. Ester Muñoz, la delegada de la Junta aseguraba que "por precaución y en previsión de cambio de viento, se está procediendo a la evacuación de San Adrián". Se ha declarado el nivel 2 de emergencias y en la zona están trabajando tres helicópteros, cuatro buldozer, dos cuadrillas y otros medios terrestres.

A última hora de la noche, se declaraba el nivel 0 de peligrosidad en el incendio declarado de Fuente de Oliva, en el municipio de Balboa, donde han ardido pinares y robles.. A nivel 0 pasaba también el incendio en los montes de Paradaseca, en el municipio de Villafranca del Bierzo.

El Bierzo estuvo ayer  tarde rodeado por los incendios forestales. Desde Ponferrada era fácil ver las columnas de humo que salían por detrás del monte Pajariel, procedentes de los Aquilianos, no muy lejos de la localidad turística de Montes de Valdueza, en pleno Valle del Silencio. Los vecinos pasaron miedo por la velocidad del viento y un calor infernal.

Mirando hacia el oeste de la comarca, las llamas también asediaron a la localidad de Fuente de Oliva (Balboa), con al menos tres frentes que se extendían también hacia el pueblo de Castañeiras. El alcalde, Juanjo López, está al frente en el lugar y comenta que está el monte muy seco y, una vez sofocadas las llamas producidas por rayos, a poco que sople el viento, se vuelven a reavivar.

El alcalde de Villafranca, José Manuel Pereira, que estos tres últimos días ha tenido ardiendo montes enclavados en la Reserva Natural de la Biosfera de Ancares también estuvo al tanto de la situación. Las llamas se volvieron a reproducir por la zona de Paradaseca, donde la Junta habla de 30 hectáreas, pero que se quedan cortas y podrían sumar un cero más. La zona de la Somoza se ha visto afectada y por Texeira y Paradaseca no lo han pasado bien.

Mirando más hacia el sur de la comarca, las llamas también calcinaron 19 hectáreas en la zona de Busmayor (Barjas), y ayer tarde había serios problemas en la zona limítrofe con Valdeorras, en el Barco, donde fue cortada la carretera N-536 de acceso a esta población por el humo y fuego.

Además, por otro parte, no hay año que no se produzca un incendio forestal en lo que se ha dado en llamar desde el Ayuntamiento de Ponferrada la Tebaida berciana. Hoy, a última hora de la tarde, el fuego calcinaba una zona de monte bajo, no muy lejos de los peñascos de los Doce Apóstoles, situados por debajo del monte y la ermita de la Aquiana.

   La columna de humo era apreciable desde bien lejos —y tal como muestra la foto adjunta realizada cerca de las ocho de la tarde desde el alto de la Cruz, que da acceso a la turística localidad de Peñalba de Santiago— las llamas volvieron a ser las protagonistas. Por fortuna, la descarga de una gran tromba de agua de tormenta y la brusca bajada de temperaturas hasta los 18 grados, permitió que el suceso no fuera a más. Los vecinos de los pueblos del Valle del Oza no lo pasaron bien esta tarde y el susto se les quedó clavado en el cuerpo otra vez.

Se mantiene la situación de alerta en los montes bercianos
Comentarios