jueves 15/4/21
ANTOLÍN DE CELA

El rector de La Encina ensalza la labor del difunto

El rector de la Basílica de Nuestra Señora de La Encina, Antolín de Cela, destacó la figura del marqués de Jaureguizar, quien «era un carlista muy religioso y conservador». Según las investigaciones del párroco, la familia de Álvaro Pérez Osorio tenía una casa en la calle del Rañadero de Ponferrada, próxima a lo que después, en 1524, sería la ubicación del convento de clausura que construyeron, el de las Madres Concepcionistas Franciscanas, en la calle del Reloj.

«El marqués de Jaureguizar, como descendiente de los Osorios, ejercía el patronato sobre las monjas de clausura, entregándoles donativos y regalándoles incluso un retablo y alguna imagen», recalcó, ensalzando su papel en el la mejora del mantenimiento del convento de las Madres Concepcionistas.

En cuanto al traslado de los restos al convento ponferradino, Antolín de Cela, explicó que han sido recibidos con sumo respeto por las hermanas de la comunidad franciscana. «Para ellas son los descendientes de los fundadores de su convento», explicó, «es una familia amiga».

«Fue uno de los conventos más primitivos construídos en el siglo XVI», señaló Antolín de Cela, sobre el edificio situado en el caso antiguo de la capital berciana, donde habita desde entonces una congregación de la Inmaculada Concepción de Franciscanas, de la orden fundada por la portuguesa Santa Beatriz de Silva.

El rector de La Encina ensalza la labor del difunto
Comentarios