miércoles 30/9/20
Líneas olvidadas

Retrato de un tren que cambió todo

El Museo del Ferrocarril acoge la exposición fotográfica 'Cien años del ferrocarril Ponferrada-Villablino', que repasa el pasado del ahora llamado Ponfeblino y reivindica su futuro como polo de dinamización
Autoridades locales y comarcales, promotores de la muestra y colaboradores, ayer. ANA F. BARREDO
Autoridades locales y comarcales, promotores de la muestra y colaboradores, ayer. ANA F. BARREDO

‘Cien años del ferrocarril Ponferrada-Villablino’ es el título de la exposición fotográfica que ayer abrió sus puertas en el Museo del Ferrocarril de Ponferrada, donde permanecerá hasta el día 9 de febrero. La muestra repasa la historia del mítico tren que unió el Bierzo con Laciana para el transporte del carbón que tanto ha dado a ambas comarcas. También dio servicio a pasajeros. Por eso, todos le llamaban el Mixto. Ahora, aunque no existe, todos le llaman Ponfeblino, el nombre de un proyecto turístico que espera ser desarrollado y al que muchos fían el futuro de buena parte de la reconversión del valle del Sil, que busca alternativas dinamizadoras en el turismo.


Entre esos muchos están en alcalde de Ponferrada, Olegario Ramón; y el presidente del Consejo Comarcal, Gerardo Álvarez Courel, que volvieron a defender la necesidad de desarrollar el proyecto, porque un elemento fundamental del pasado puede ser también la llave del futuro. El alcalde planteó, incluso, la elaboración de un «master plan» con la idea de negocio. Lo hicieron durante la inauguración de la exposición, organizada por el Museo de la Minero Siderurgia y la Minería de Sabero y comisariada por el investigador Víctor del Reguero.

 

Él ha sido el encargado de seleccionar las imágenes y, junto a antiguos trabajadores de la MSP y colaboradores, también de poner nombre a cada uno de los rostros. Y es no faltan fotografías de la infraestructura viaria, de los vehículos y locomotoras; pero lo más destacado o, al menos, lo que más subrayó Del Reguero, fue la parte humana del tren: los trabajadores, los pasajeros, las gentes del Bierzo y Laciana que fueron testigos del poder del silbido del Ponfeblino, que parece ahora más cercano que nunca.

 

El Club Xeitu también colabora en la exposición itinerante y gratuita. Itinerante porque tiene vocación de seguir el recorrido el tren e ir haciendo paradas en cada uno de los lugares que forman parte de su historia.

Retrato de un tren que cambió todo